En algunos estados de Estados Unidos es habitual que las empresas den a sus empleados un dinero mensual en concepto de transporte. Este importe se abona como un beneficio laboral y se usa como incentivo para contratar a personal con la premisa de «no te costará dinero venir a trabajar». Actualmente las empresas pueden ofrecer a sus trabajadores subsidios por usar el transporte público y que salga más barato, el coste del aparcamiento en caso de que usen su coche privado o incluso un pase gratuito para usar el transporte público. ¿Qué pasa con el coche eléctrico?

El senador Sherrod Brown de Ohio introdujo una nueva legislación para que las empresas puedan dar a sus empleados hasta 230€ al mes por emplear un vehículo eléctrico para acudir al trabajo. Es una forma de promover que las empresas instalen puntos de carga para coches eléctricos y que los usuarios puedan beneficiarse de algún incentivo extra para usarlo día a día y compensar el sobrecoste con respecto a un coche convencional.

La Asociación de Transporte Eléctrico (EDTA) aplaude este esfuerzo por promover la recarga de coches eléctricos en los puestos de trabajo para electrificar el viaje diario. Los usuarios ahorran dinero en gasolina, las ciudades reducen su contaminación de forma directa y se consigue expandir el uso del coche eléctrico y por tanto se fomenta que los fabricantes dejen de desarrollar coches convencionales y se centren en el eléctrico.

El funcionamiento de este beneficio aún no está del todo claro y muchos usuarios plantean dudas relacionadas a cómo funciona. Lo más importante es que esta cantidad es antes de impuestos y la duda es sobre cómo lo declararán las empresas. ¿Dirán que te han dado el equivalente a 230€ en energía por cargar gratis el coche en la empresa? ¿Pagarás por cargar el coche en la empresa y te darán ese dinero?

Si bien estos más de 200€ al mes podrían ser insuficientes, estamos hablando de más de 3.000€ al año antes de impuestos en las nóminas de las empresas que decidan ofrecer este beneficio. ¿Te cambiarías de trabajo si la competencia ofreciera este beneficio? ¿Si estás pensando en cambiar de coche, te plantearías cambiar de trabajo por este beneficio? Estos 230€ cada mes pueden hacer que la competencia entre empresas sea feroz y lo más probable es que todas acaben dando este beneficio a medio plazo, nadie quiere que se vaya un buen trabajador por 230€ al mes.

Los beneficios se usan para retener y atraer el talento. En Ohio además quieren usarlos para dar carpetazo a la movilidad basada en gasolina para transformar el estado hacia la movilidad eléctrica. ¿Tendrían otros estados u otras ciudades que adoptar medidas parecidas?

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.