Si fuera por los Samsungs, Apples y ahora Googles del mundo, viviríamos rodeados de smartphones de 800 euros que pocos podrían comprar. Beneficios altos y constantes. Un chisgarabís tecnológico.

Por suerte, la competencia nos ha traído a los Xiaomi, los Huawei y Honor, los OnePlus y desde hace un tiempo, a marcas como LeEco. Fabricantes que entienden su posición en el mercado como una de precios más ajustados mantenidos en el tiempo. Sus smartphones no son perfectos, pero sí suficientes.

LeEco, que ya está en el top 10 de fabricantes a nivel mundial con smartphones inteligentes en muchos apartados, parece estar haciendo las cosas muy bien. Adopta un modelo de negocio más complejo que Oppo y Vivo, y que incluso Xiaomi. Para LeEco, el smartphone es solo una pieza de un ecosistema de servicios, contenido multimedia y soporte al cliente. No obstante LeEco tiene más similitudes con Apple y Samsung que con otros fabricantes tradicionales que se limitan a crear el hardware y algunos componentes de software concretos como Asus o OnePlus.

Un Caballo de Troya diferente

Si OnePlus se diferencia en gama alta a precios ajustados, y Xiaomi ofrece con MIUI un sistema operativo muy personalizado basado en Android, desde LeEco quieren conseguir estos dos elementos, quieren añadir todo su arsenal multimedia. De la misma forma que los Kindle de Amazon no son más que puertas a su biblioteca, LeEco quiere que sus smartphones sean el caballo de Troya para sus suscripciones multimedia. De esta forma puede ajustar aún más los precios y conseguir captar más beneficios a largo plazo, algo que ningún otro fabricante de smartphones está haciendo hasta ahora — Apple obtiene pingües beneficios en la venta y durante la vida de sus iPhone.

En Estados Unidos, LeEco es conocida por su subsidiaria fabricante de televisores, Vizio que compró por 2.000 millones hace apenas unos meses. Un actor del mercado de televisores que ha tomado por sorpresa a los compradores con precios muy ajustados y televisores sin distracciones ni adornos.

Con unos 5.000 empleados, LeEco es todo un pequeño gigante de la industria del entretenimiento en China: capaz de ofrecer servicios de suscripción de películas y series que le han ganado el adjetivo de “Netflix de China” por parte de la prensa occidental, un mote hasta ahora reservado para gigantes como iQiyi.

Teslapplamazonuberdisneysamsung

LeEco CEO and founder YT Jia, R, and co-founder and Global Vice Chairman Lei Ding pose in front of a LeSEE car during a press event in San Francisco, California, U.S. October 19, 2016. RETUERS/Beck Diefenbach

LeEco va más allá con una increíble densidad de enfoques y sectores de mercado en los que participa. Mientras que con Le Vision Pictures crea un estudio cinematográfico capaz de producir filmes, con Le Vision Entertainment —que está captando bastante talento de Hollywood— quiere hacer series que emitirá con LeTV, y con LeTV Sports licencia contenido deportivo en directo. Es decir: produce las películas y series que vas a ver, te ofrece el servicio de streaming donde están disponibles, y además te vende el televisor o el smartphone donde lo vas a ver. Integración vertical elevada al cubo.

No solo para ahí. Aunque en pañales, tienen conceptos para un vehículo eléctrico y autónomo llamado LeSEE (de Super Electric Ecosystem), un modelo que tardará mucho tiempo en llegar al mercado, en el que se encontrará con rivales tan fuertes como BYD o Nissan-Renault, pero que demuestra que si algo tienen es ambición.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.