En el día de hoy, Samsung ha confirmado el punto y final del Note 7 en el mercado a través de la paralización permanente de su venta y fabricación tras los problemas registrados con sus baterías. Asimismo, han instado a todos los compradores de un Galaxy Note 7, reemplazado o no, a apagarlo de forma inmediata y devolverlo a la compañía. En XDA han recibido un "kit de retorno" que está por ver de si será algo generalizado para todos los clientes o no.

Este kit consiste de cuatro cajas, una de ellas de seguridad, y unos guantes de aislamiento térmico con los que manejar el dispositivo durante el embalado. Así y todo, estos guantes no irían tanto en el sentido de prever quemaduras, ya que no debería dejarse encendido el terminal ni mucho menos serían suficientes, sino para proteger al usuario de una posible reacción al envoltorio de fibra cerámica que se incluye en dicho kit.

Aparte de estos bártulos, se adjunta una nota de instrucciones que también contiene una disculpa por parte de Samsung.

"La seguridad siempre es nuestra mayor prioridad. Nos hemos dado cuenta de que el Note 7 no cumple con los estándares de calidad que usted espera y merece. Por eso le pedimos nuestras más sinceras disculpas."

La problemática del Note 7 en los aviones no ha sido obviada, y por lo que pudiese ocurrir, Samsung especifica que el envío del Note 7 sólo podría ser terrestre, descartando hacerlo en avión.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.