Evolv Technology, una startup financiada por Bill Gates puede cambiar para siempre el hasta ahora incómodo sistema de seguridad de los aeropuertos mediante escaneos de cuerpos basados en inteligencia artificial. De esta manera, la gente no tendrá que vaciar sus bolsillos ni desprenderse de objetos metálicos, sino simplemente pasar el control y sólo en caso de que se detecte algo extraño, parar.

De manera similar a los actuales y polémicos escáneres de cuerpo entero, Evolv Technology está utilizando frecuencias de onda milimétrica de imágenes. La gran diferencia, eso sí, está en que los usuarios del servicio no se tienen que frenar bajo un escáner, sino que el sistema puede hacer su trabajo a medida que la gente camina, sin necesidad de parar.

Esto es posible gracias a que los datos no se toman para generar una imagen que los encargados tienen que supervisar, sino que son analizados mediante un algoritmo de machine-learning con un software entrenado para hallar los objetos prohibidos. Con esto se logra superar la controversia de las imágenes de desnudo que genera el sistema actual y, sobre todo, agilizar enormemente el paso por el control de seguridad de los aeropuertos.

La compañía realizará pruebas junto con los encargados del Aeropuerto de Denver y de estaciones de tren de Washington y Los Ángeles. Cada dispositivo puede, según Evolv Technology, escanear 800 personas por hora.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.