Todos sabemos que la conducción bajo los efectos del alcohol es peligrosa. Sin embargo, muy pocos conductores saben a qué riesgo se exponen exactamente cuando conducen de este modo. Por el contrario, son muchos los mitos y las falsas creencias que circulan respecto al alcohol y la conducción.

Un reciente estudio de Lightspeed GMI encargo por Ford, sitúa a los jóvenes españoles en la primera linea en cuanto a conducción bajo los efectos del alcohol. El estudio, que se centra en los estudiantes universitarios, aquellos que acaban de sacarse el carne de conducir, es alarmante, puesto que entre sus resultados destacan que el 43 por ciento admite haber enviado mensajes de texto, el 38 por ciento haber consultado aplicaciones y el 36 por ciento haber realizado llamadas. Además, el 60 por ciento reconoce haber superado los límites de velocidad establecidos y el 13 por ciento haber conducido bajo los efectos del alcohol.

fordconduce

En términos generales, para tener una mejor visión de la educación vial a nivel europeo, podemos destacar que los estudiantes españoles y franceses resultaron ser los más proclives a conducir habiendo superado el límite de alcohol establecido (18 por ciento), los italianos resultaron ser los más proclives a utilizar su teléfono al volante (el 49 por ciento), mientras que los alemanes revelaron ser los más proclives a superar los límites de velocidad (70 por ciento).

Por otra parte, es importante señalar que los efectos del alcohol son mayores en los conductores con poca experiencia, ya que todavía no han automatizado los movimientos necesarios para conducir y que se aprenden con la práctica. Por ello, a los conductores noveles se les permite una tasa de alcoholemia menor para circular.

Incremento de la posibilidad de sufrir un accidente. Tabla: CEA
Incremento de la posibilidad de sufrir un accidente. Tabla: CEA

Aun por debajo del límite legal, el riesgo de accidente puede verse ya incrementado. Por ello, lo mejor es evitar conducir después de haber consumido cualquier cantidad de alcohol. La única tasa realmente segura es 0,0 g/l. Bajo los efectos del alcohol es más probable que el conductor sufra una distracción, especialmente en situaciones complejas, si la conducción se prolonga en el tiempo o si los elementos importantes se encuentran en el entorno de la vía (y no en el centro).

A través del programa ‘Ford, Conduce tu vida’, Ford ofrece formación gratuita a jóvenes conductores. A finales de 2016, este programa habrá proporcionado cursos de formación a más de 20.000 conductores de 13 países europeos, más de 2.600 en España. La formación, que se realiza en un entorno seguro, permite a los jóvenes aumentar su nivel de conocimientos técnicos sobre los vehículos, probar las últimas tecnologías de seguridad, como el Active City Stop, practicar la frenada de emergencia, conocer cómo reconducir el vehículo en caso de pérdida de control, etc., a lo largo de diferentes pruebas en condiciones cambiantes.