Los fabricantes de baterías para coches eléctricos están comenzando a crear sus propias 'gigafactorías' para poder abastecer la futura demanda del elemento más preciado en los vehículos del futuro y el que condicionará cuántos pueden crear los fabricantes y a qué precio.

Samsung ha confirmado que creará una 'gigafactoría' en Hungría que permitirá fabricar hasta 50.000 baterías para coches 100% eléctricos de forma anual a partir del segundo semestre de 2018, una fecha que cuadra con las expectativas de la llegada en 2020 de muchos más vehículos eléctricos por parte de todos los fabricantes.

Esta fábrica se construirá tomando de base las instalaciones existentes que usa el fabricante para la producción de pantallas y televisores en la ciudad de Geod, Hungría, a unos 25 kilómetros de distancia de Budapest. Y lo más importante: estará en Europa por lo que es una apuesta por la movilidad eléctrica en el continente, serán más caras para los fabricantes que si se fabricasen en China, pero a cambio podrán recibirlas sin demoras, sin aduanas y con la tranquilidad de estar cerca.

La creación de una fábrica de baterías para coches eléctricos en Europa es una gran noticia porque junto a Estados Unidos, somos la zona con mayor crecimiento tanto en ventas de coches eléctricos como en el apoyo de instituciones y fabricantes, aunque no todos los países apuestan por igual por esta movilidad.

La inversión que realizará Samsung será de más de 300 millones de euros, una cantidad con la que esperan proporcionar servicios de mayor calidad a sus clientes europeos, tanto presentes como futuros, y poner su granito de arena a fomentar la movilidad eléctrica en Europa.