Niantic se está tomando muy en serio el tema de las trampas en su juego estrella, Pokémon Go. Tanto que, si hace unas semanas anunciaba baneos de por vida a aquellos usuarios que tengan en sus teléfonos apps para hacer trama con su aplicación (como las que simulan la dirección del GPS o falsifican los pasos recorridos), ahora la compañía ha encontrado en los usuarios con teléfonos rooteados o con Jailbreak su siguiente objetivo.

¿Y qué medidas ha tomado Niantic? Básicamente, la próxima actualización de Pokémon Go, si detecta que el terminal está rooteado o tiene Jailbreak, bloqueará el uso de app, haciendo imposible jugar a Pokémon Go en el terminal, un método un poco drástico pero que, según parece, es más o menos efectivo para reducir las trampas que hacen los usuarios con el juego.

Eso sí, parece que, aunque Niantic siga con estos sistemas para limitar el uso de apps de terceros que generan trampas en el juego, lo cierto es que los usuarios ya van un paso por delante. La actualización de Pokémon Go que bloquea terminales rooteados acaba de salir y algunos usuarios ya son capaces de saltarse la restricción, al menos en Android y tal como han publicado en Reddit.

No obstante, el peligro que conlleva saltarse las restricciones está bastante claro: baneo de la cuenta de por vida, y contra eso, poco se puede hacer.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.