Lo más probable es que un MacBook con procesadores diseñados por Apple nunca vea la luz del día. Seguro que hay prototipos, y seguro que macOS funciona sobre ARM en algún laboratorio interno en Cupertino, pero estamos en 2016 y quizá sea demasiado tarde para dar el salto a esta tecnología.

Esto hace a Apple depender de Intel para el diseño y producción de sus procesadores en portátiles y sobremesa. ¿Cuál es el problema? Que a Apple no le gusta depender de otros. Tampoco es que Apple tenga el mismo interés —comparativamente hablando— por los Mac que hace 10 años. El iPhone y el iPad, y en menor medida el Apple Watch, copan la mayoría de sus decisiones.

Un ejemplo claro es que a día de hoy, el Mac Pro lleva más de 1.000 días sin recibir una actualización por parte de Apple, y no es porque Intel o Nvidia no hayan lanzado nuevos componentes al mercado.

No podemos evitar ver la evolución de potencia del iPhone y el iPad, que se acercan de forma vertiginosa al rendimiento de los MacBook Air.

##Los resultados

Con Geekbench 4 como herramienta para equiparar resultados sintéticos —pruebas que ejecutan procesos intensivos—, vemos unos resultados claramente halagadores para el A10 Fusion comparado con los últimos Intel Core i5/i7 del Macbook Air.

##El futuro

No sería raro que el “A11” —o como se llame el procesador del próximo iPhone— superase en rendimiento bruto a los que incorporen los nuevos MacBook Air cuando se actualicen. Quizá incluso cuando se renueven los iPad en unos meses ya se efectúe este *sorpasso*.

No estamos hablando de chips de PC de gama media, no son Intel Core M, estamos hablando de Core i7 de doble núcleo. Los MacBook Pro aún quedan por encima con sus procesadores de cuatro núcleos y de mejor rendimiento, así como los iMac y los Mac Pro.

Y es cierto que el sector de “ultrabooks” en la que se ubican el MacBook Air y otros portátiles de otras compañías llevan años incorporando nuevos procesadores de Intel que están más centrados en mejorar el rendimiento por vatio, y a disminuir el consumo de energía mientras mejoran levemente el rendimiento. Pero también lo está haciendo Apple: el A10 Fusion es el doble de potente que el A8 de dos años antes, y con un consumo energético mejor.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.