La fibra óptica no es un técnología nueva, pero sí está maravillando a todos por los avances que propone. Y es que, aunque a estas alturas de siglo quizá sería más adecuado centrarse en 5G y en tecnología inalámbrica, competir con las ventajas de la ínfima pérdida de calidad es algo que las redes móviles tardarán muchos años en lograr, si es que al final lo consiguen.

La parte de Nokia que sigue dedicándose a las redes, junto a otros actores ha mostrado como mediante una técnica llamaba PCS se puede lograr transferir archivos a una velocidad de 1 Tbps, lo que siendo traído al terreno práctico supone enviar 128 GB por segundo, auna auténtica locura dentro de los estándares actuales. Para darle valor, los investigadores afirman que podrían descargar toda la serie de Juego de Tronos en un segundo.

Aunque nunca llegarán a utilizarse, mejorar el ancho de banda tanto es positivo para reducir la saturación de las lines, que actualmente se encuentran en límites entre 40 y 100 Gbps. Por supuesto, no está claro cuando este sucesor de la fibra óptica estará listo, pero según la investigación, las pruebas se han realizado en entornos completamente realistas localizados entre Stuttgart y Darmstadt y la primera y Nuremberg.