Cuando hablamos del coche autónomo siempre nos ponemos del lado de la eliminación del conductor pero nunca en el lado del peatón. Ahora mismo un conductor puede hacerle una señal al peatón para que cruce un paso de cebra, puede avisar al peatón que cruce sin miedo que él no va a cruzar con el coche. ¿Pero cómo lo hará un vehículo autónomo? ¿Cómo se comunicará con las personas?

Desde Drive.ai se ha diseñado un componente HRI (interacción humano-robot) en forma de una gran pantalla que permite al coche autónomo comunicarse directamente con las personas, algo que puede parecer una locura se antoja como una necesidad a la desesperada por hacer que el peatón entienda al coche autónomo y se fíe de él.

coche autónomo

El vehículo autónomo elimina además el contacto visual existente actualmente entre el peatón y el conductor, algo que para el peatón es un síntoma de seguridad al notar que el conductor le ha visto y se detendrá, o todo lo contrario. ¿Cómo sabrá el peatón que ha sido detectado, el coche autónomo ha entendido lo que el peatón quiere hacer y si se ha detenido, que haya sido por el peatón y no por otra razón?

Los coches autónomos señalizarán convenientemente lo que harán con los intermitentes, pero una pantalla situada en la zona superior del vehículo puede proporcionar información muy útil como por ejemplo: hay un accidente y por eso desacelero. Un mensaje perfecto para otros coches no autónomos, motoristas o ciclistas. Entre coches autónomos no tiene sentido porque la comunicación será inalámbrica, pero para que el 100% de vehículos sean autónomos tendrán que pasar varias décadas y hay que pensar en la comunicación entre vehículos y peatones cuanto antes.

La diferencia entre detectar e informar es importante. Volviendo al ejemplo del paso de peatones: hablamos de que un coche frene y ya está o que frene e informe al peatón de ello. En la actualidad casi ningún fabricante se está preocupando por esto y la respuesta más rápida es: trataremos de solucionarlo más adelante.

👇 Más en Hipertextual