Microsoft en 1975, Apple en 1976, Samsung en 1938 o Siemens en 1847 y así con una larga lista de empresas que, a día de hoy, ya forman parte del grupo de las grandes tecnológicas. Más recientes o ancianas, **algunas mucho más de lo que nos pensamos**, todas guardan algo en común: independientemente de la fecha en la que se fundaron, **todas fueron startups**. Algunas creadas en un garaje, otras en las aulas de universidades o a raíz de empresas familiares, pero todas con la misma historia de creación.

El concepto de startup, en auge desde los últimos años, no es, desde luego, algo nuevo. Y hay algunas que, aunque lo dejaron atrás hace muchos años, **no quieren olvidarlo**: enseñar cómo ellos pasaron de la nada al todo a aquellas pequeñas empresas que hoy están despuntando es el objetivo de muchas de estas corporaciones. Google o Microsoft, entre otras muchas, **han visto el potencial de las startups** como una de las fuerzas de innovación para el futuro. Y ahora, Siemens se une a la lista.

En los próximos cinco años, Next 47 invertirá 1.000 millones de euros para promocionar la innovaciónNo les pilla de nuevas ya que, desde 1990, llevan trabajando del lado de los emprendedores. Sin embargo, ha llegado el momento de lanzar un nuevo fondo, Next 47, con el que tienen el objetivo e invertir 1.000 millones de euros en startups de todo el mundo y, sobre todo, de España a partir de octubre de este año.

Durante los próximos cinco años, cientos de emprendedores podrán pasar por las oficinas de **España, Munich, Shanghai o Berkeley** -e incluso cambiar de una a otra-, para ver crecer sus proyectos y alimentarse de los grandes. Se incluye, además, a los empleados de la propia empresa ya que el talento, muchas veces, puede estar e tu propia casa.

Solar Impulse 2 en vuelo. Fuente: Virgin

## A por los retos del futuro

Ningún laboratorio de ideas llegaría muy lejos **si no tuviese un foco o un objetivo**. Siemens ya tiene claro a qué aspectos enfocar su actividad en los próximos cinco años.

Esa realidad distópica en la que la inteligencia artificial y las máquinas autónomas cobren esa presencia real en nuestras vidas, está más cerca de lo que pensamos. Bots, asistentes virtuales o complejos algoritmos que estudian nuestros patrones de comportamiento, ya nos están aproximando paso a paso a esta verdad. Pero **el trabajo por delante es, como poco, infinito**. Y este será uno de los focos a tratar por los innovadores de Siemens.

A este propósito se le unirán cuestiones de electrificación desdecentralizada y la movilidad en la red, así como la viabilidad técnica de los sistemas de propulsión híbrida o eléctrica para aviones. La experiencia del Solar Impulse de hace unos días, que tras meses de vuelo propulsado por energía solar aterrizaba en España, **ha marcado un antes y un después en la manera de concebir el transporte aéreo**. Ya lo hizo Tesla con sus vehículos 100% eléctricos, y le llega el turno a los aviones. Es un camino largo, pero que hay que explorar.