Francesa, poco conocida por el público y con mucho potencial. Es Moodstocks, la startup de reconocimiento de imágenes capturadas desde el smartphone que ha sido comprada por Google.

Moodstocks comenzó su andadura en 2012, y los últimos dos años y medio los ha dedicado a mejorar su capacidad de reconocimiento de objetos en directo a través de la imagen que capta la cámara del teléfono móvil. Tal y como ha publicado en su web, su herramienta será descontinuada para acabar siendo integrada dentro de los servicios de Google.

La tecnología de Moodstocks es machine learning: la aplicación logra que el smartphone vea e identifique el objeto al que apunta la cámara, y va aprendiendo del uso de sus usuarios, con lo cual va mejorando los resultados en la misma medida en que va siendo cada vez más utilizada.

En este vídeo podemos ver un ejemplo rápido de lo que es capaz la tecnología de Moodstocks: