El cantante de corridos Gerardo Ortiz podría pasar hasta seis meses en prisión por el delito de apología de la violencia a raíz de un vídeo musical protagonizado por él, para la canción Fuiste mía, en el cual éste prende fuego a un auto mientras su ficticia novia infiel se encuentra en la cajuela.

Además de Fuiste mía, Ortiz es famoso por hacer corridos sobre los capos del narcotráfico en México

El vídeo ha sido retirado del canal oficial de Ortiz en YouTube a petición de miles de personas que firmaron una carta en Change.org denunciando que el vídeo colaboraba a la normalización de la violencia contra las mujeres en un país donde a diario hay cerca de 7 feminicidios.

Ortiz fue detenido el domingo 17 de julio, sin embargo, el cantante pagó una fianza de 50.000 pesos para enfrentar su proceso penal en libertad. Bajo la condición, de presentarse a firmar semanalmente. El Código Penal del estado de Jalisco indica que por este delito el cantante podría pasar entre uno y seis meses en prisión en caso de que se le considere culpable.

Además de Fuiste mía, Ortiz es famoso por hacer corridos sobre los capos del narcotráfico en México, algo que ha levantado las sospechas de la Procuraduría General de la República por sus vínculos con la delincuencia organizada. Ortiz también será investigado por las autoridades de migración ya que el cantante es originario de California y presuntamente no tiene los permisos para laborar ni vivir en México.