Durante el pasado mes de mayo se vendieron más de 54.000 coches eléctricos en todo el mundo, una cifra que se traduce en un crecimiento del 42% con respecto al mismo mes del año anterior. El sector del vehículo eléctrico está en un crecimiento sostenido de forma mundial gracias a países como Noruega y China, este último país con BYD lidera la cabeza de la tabla gracias a una gran ofensiva.

En lo que llevamos de año ya se han vendido más de 230.000 coches eléctricos en el mundo.

Según EV Sales Blog BYD es el claro líder entre los fabricantes de coches eléctricos con más de 33.000 unidades vendidas en lo que llevamos de año y un crecimiento del 14% en tasa interanual, una cifra que deja a Nissan en segundo lugar con unos 24.000 vehículos eléctricos vendidos en el mundo, y un crecimiento del 10%, pese a que el Leaf fuera el coche más vendido. BYD tiene hasta tres modelos en el TOP10 y una larga lista por detrás que lo posiciona como el fabricante que más coches eléctricos vende en el mundo.

Tesla como era de esperar cierra el TOP3 de fabricantes de coches eléctricos con mayor número de ventas en lo que llevamos de año con más de 21.000 vehículos vendidos. BMW, Mitsubishi, Volkswagen, Renault, BAIC, Chevrolet y Ford cierran la tabla, este último con unos 8.700 vehículos eléctricos vendidos, cifras muy interesantes teniendo en cuenta la diferencia con otras marcas a nivel de catálogo de coches eléctrico.

Para entrar ahora mismo en el TOP10 se necesitan aproximadamente solo 1.500 ventas mensuales.

Lo más llamativo de esta tabla es que casi todos los fabricantes están en ella con uno o máximo dos vehículos eléctricos en su catálogo, excepto BYD, por lo que cuando veamos a finales de esta década el catálogo de Ford, que quiere disponer de un buen número de versiones eléctricas de cada modelo, o el del grupo Volkswagen, los fabricantes más pequeños y con un catálogo reducido lo van a tener complicado en los próximos años.

Esta tabla confirma el esfuerzo actual de algunos fabricantes, como BYD, en vender coches eléctricos en China y Cuba donde no se está trabajando tanto en materia de autonomía, se buscan vehículos eléctricos básicos con unos pocos kilómetros de autonomía, y aquí BYD ha encontrado su filón, pero veremos cómo se comporta los próximos años cuando el resto de fabricantes lleguen con productos interesantes y con autonomías decentes.