Tras intentar darle un bocado a Google y luego buscar cobrar por los contenidos compartidos en redes sociales, la nueva de AEDE (Asociación de Editores de Diarios Españoles) es tratar de cerrar Telegram por el uso que algunos usuarios hacen de sus canales compartiendo los PDF's completos de los periódicos. Y empezaron, el pasado mes de mayo, pidiendo nada menos que a Apple y Google la retirada de Telegram de sus tiendas de aplicaciones, como recoge El Confidencial.

Telegram se desentendió del problema hasta que entró en acción Apple, retirando su app de la App Store hasta que clausurara los canales en cuestiónHemos hablado con fuentes cercanas a AEDE, quienes nos han confirmado esta teoría, yendo un poco más allá: en primer lugar se habló con Telegram para solicitar el cierre de estos canales, a lo que Telegram respondió que, básicamente, no era su problema. En vista de ello es cuando AEDE decidió pasar a Apple y Google, encontrándose con la negativa de Google a actuar. Quien sí les escuchó fue Apple, que conminó a Telegram a cumplir el requerimiento de AEDE. Ante el panorama, y la inacción de Telegram, Apple procedió a eliminar la aplicación de su tienda.

Telegram, viendo que no era un farol y estaban fuera de la App Store, aceptó cumplir con la solicitud de AEDE y comenzar a clausurar estos grupos donde se compartieran dichos PDF's. Así, cuentas de sobra conocidas y seguidas (el grupo que llevó a AEDE a actuar llegó a tener casi 70.000 usuarios) pasaron a echar el cierre forzoso.

Un nuevo problema: periódicos vs portadas

En principio, el problema para AEDE es la difusión de PDF's donde se incluye todo un periódico, pero no que se difundan las portadas, sin más, de los mismos. Y hacia ahí iban sus demandas a Telegram, Apple y Google.

Su nueva piedra en el zapato es que Telegram, ahora ya entregada al cierre de canales que les puedan acarrear un disgusto, ha acabado clausurando incluso los que comparten únicamente las portadas. Una práctica, la de mostrar las portadas de los grandes diarios, tan añeja como la televisión publicándolas a las doce de la noche, o los escaparates de los kioscos.

Uno de los afectados como administrador de un canal en particular es Juan Pablo Bellido, quien ha visto cómo su canal de difusión de portadas (y sólo portadas) ha sido cerrado recientemente (aunque ya ha abierto uno nuevo, "En Portada").

¿Por qué Telegram?

Lo más lógico es pensar que, en España, WhatsApp debería ser la elección natural. Los datos del mes de febrero, de nivel mundial, dejan ver la diferencia: 100 millones de usuarios activos mensuales frente a 1.000 millones. En España, donde no hay datos segmentos, se puede pensar fácilmente que la proporción de uso debe ser aún más exagerada que 1:10. Y sin embargo, este tipo de canales han encontrado en Telegram a su mejor aliado.

La razón es simple: la forma de compartir archivos y difundirlos en canales unidireccionales, así como una API abierta que hace bastante más cómodo y ágil su uso desde escritorio, hacen de Telegram la herramienta idónea para un uso así. Telegram no ha respondido a nuestra petición de contacto en el momento de la publicación de este artículo.