En Rogue One: A Star Wars Story están grabando de nuevo casi la mitad de la película. Y eso puede ser una cosa buenísima. Las mejor noticia de tu vida, incluso.

Regrabar escenas es común en el cine. Muchas veces llega la película a la mesa de edición donde se decide el corte final y las escenas no casan. Desde cosas tan simples como un fallo de *raccord*, continuidad correcta en la película; es decir, que un personaje tenga un reloj conduciendo un coche y al bajarse no lo tenga. Pero también pueden deberse a que un actor o actriz se ha muerto, o incluso que a los productores les ha parecido un mal producto y quieran cambiarlo.

Mejor regrabar la mitad de la película que estrenar una que no funcione

Volver al set para rehacer casi la mitad de la película no es algo común. Pero si hay tanto que regrabar es que el producto no funcionaba, por el motivo que fuera. Así que será mejor que se tenga que trabajar de nuevo, antes de que llegue un mal producto al cine. Los retrasos de los estrenos de las películas han venido bien.

Jaws (Tiburon), ET o Back to the Future fueron películas de un gran éxito que fueron salvadas por sus productores. Spielberg, director de Jaws, eliminó la mayoría de las escenas rodadas donde se veía el tiburón dentro del agua porque quedaba feo. Eliminarlo dio a la película un tono de suspense y elevó la incipiente carrera del director.

###Los productores suelen salvar la película

Geoff Johns, de DC Comics, ha sido puesto al frente del DC Extended Universe para tener controlado a Zack Snyder.

“Marvel es el ejemplo claro de películas dirigidas en realidad por el productor”, cuenta el experto en cine Paco Casado a *Hipertextual*. Se refiere a Kevin Feige, la mente detrás del Universo Cinematográfico de Marvel. Hay grandes directores haciendo películas para Marvel, como James Gunn (Guardians of the Galaxy), Kenneth Branagh (Thor), Joss Whedon (The Avengers 1 y 2), pero aunque cada película tiene su estilo, el productor tiene un gran peso, y sus opiniones siempre han ido en la buena dirección. “Gone with the Wind tuvo tres directores distintos, pero el que llevó la película a buen puerto fue el productor”, prosigue Casado.

De hecho, tras Man of Steel y [Batman v. Superman](http://hipertextual.com/analisis/batman-v-superman-dawn-of-justice), DC y Warner Brothers han decidido dar aún más peso a sus productores en las películas que vendrán poniendo a Geoff Johns al frente de la saga, para contrarrestar a Zack Snyder y otros directores.

Parece que Rogue One se enfrenta a problemas similares a los que tuvo Ant-Man durante su rodaje, y la cosa acabó bien. Puede que Disney esté metiendo la mano porque la película es demasiado oscura, como afirman los rumores. Pero eso por sí mismo no sería ningún problema. A no ser que quien esté secretamente ayudando en las regrabaciones sea George Lucas. Christopher McQuarrie, guionista de Jack Reacher, Edge of Tomorrow y The Usual Suspects entre otras, ha negado tener nada que ver con las grabaciones, así que no parece que haya un cambio de guionista.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.