Hay dos vías hacia la realidad virtual, una vía móvil y otra más de periférico. En el primer campo están Samsung, LG, Google. En el segundo de momento nos encontramos con Sony, Oculus, HTC, Microsoft y más. Ambas tienen diversos puntos a favor y puntos en contra, y aunque en el futuro es posible que haya cierta hibridación, parece claro que la móvil será superior en ventas, y la periférica superior en experiencia (y precio). Dos visiones distintas pero válidas. En la segunda, los analistas parecen tener un ganador claro: Sony.

Tanto TrendForce como IDC calculan en unos 9 millones las unidades puestas en el mercado por parte de los tres principales jugadores: Sony, Oculus y HTC. TrendForce ha puesto cifras sobre la mesa.

realidad virtual market share 2016.001

El precio de la PlayStation VR, y una experiencia más cuidada, software listo y disposición en el mercado harán que, de inicio, los usuarios se decanten por la opción de Sony. La cantidad de PS4 en el mercado también es muy superior al número de PC capaces de ejecutar con solvencia el software necesario para utilizar HTC Vive o Oculus Rift.

La realidad virtual como periférico además, tendrá un crecimiento proyectado estable. Con ventas en 2020 quedando en unos 50 millones según TrendForce, y 64,8 millones de unidades según IDC. Es una proyección a largo plazo y llena de incertidumbre, pero se apuesta porque la disponibilidad inicial de nicho vaya expandiéndose a medida que más gente conoce y prueba personalmente la tecnología. Un caso similar al de smartphones a inicios de siglo, o de de dispositivos corporales en la actualidad.

También el precio final de las unidades, tirando hacia abajo, será clave para el ritmo de implantación. IDC además da cifras de realidad virtual, ofrece un estimado de ventas de realidad aumentada. Ambas tecnologías son primas hermanas, y se espera que acaben siendo una sola e híbrida a lo largo del tiempo. No obstante, las cifras para 2020 serán ajustadas según vaya habiendo mejores indicadores.