Las notificaciones son uno de los aspectos más importantes a la hora de manejar un smartphone. Frente a etapas en las que sólo se recibían llamadas y mensajes SMS, ahora es común tener mil tipos: redes sociales, mail, aplicaciones de alertas de lluvia, ofertas, asistentes personales, etc. Para lidiar con todo ello, han existido diferentes métodos. Uno de los más populares en Android ha sido siempre el **LED de notificaciones**, que aunque está siendo sustituido por funciones como el "**Always On**" del Samsung Galaxy S7, de momento logra sobrevivir.

Sin embargo, parece que por poco tiempo en su forma actual, tal y como explica Samsung en unos documentos que definen lo que *Smart Glow* supondrá en ese sentido. Se trata de aprovechar el área que rodea al anillo de la cámara trasera como una zona iluminable con la que el usuario pueda recibir *feedback* visual de lo que está ocurriendo en el teléfono, con iluminación de distintos colores según la notificación de que se trate, como ahora ocurre con el LED.

Así, **se podrá configurar** para que se ilumine con niveles de batería bajos, notificaciones prioritarias o incluso cuando la tarifa de datos o el almacenamiento interno se acerquen a su final, pero también con aplicaciones y usuarios concretos (para saber quién llama) elegidas por el usuario con control de color personalizarle. Cuando la batería baje del 15%, el área de *Smart Glow* sólo se iluminará para mostrar avisos de bajo nivel energético.

Por último, como se aprecia al final del documento, *Smart Glow* ofrecerá a los usuarios **hacer selfies con la cámara trasera**. Gracias a un sistema de detección facial, la aplicación de cámara detecta que hay personas en la foto e indica mediante la luz que la foto se puede realizar, haciendo los botones de volumen de control para la obturación. A muchos usuarios les parecerá algo sin importancia teniendo ya buenas cámaras delanteras, pero lo cierto es que **aún no pueden competir con el avance de las traseras**, sobre todo por el tamaño comparado de ambos sensores. Smart Glow puede devolver a los selfies de sus usuarios la calidad previa al boom de las cámaras frontales.