Podemos e Izquierda Unida anunciaron el 9 de mayo el acuerdo por el que concurrirán conjuntamente a las elecciones del 26 de junio. Con sendos vídeos grabados en la Puerta del Sol de Madrid, los líderes de ambas formaciones, Pablo Iglesias y Alberto Garzón, daban a conocer su unión en la coalición Unidos Podemos de cara a los comicios del 26-J.

Unidos Podemos incluye a IU, Podemos y otros partidos como Equo o Compromís

La alianza de IU y Podemos engloba a otras formaciones como Equo, los grupos de Unidad Popular y las confluencias de En Comú Podem de Cataluña, En Marea de Galicia o Compromís de la Comunidad Valenciana. La coalición, según señalaba Izquierda Unida, acordó unas bases programáticas comunes, aunque las diferentes formaciones mantienen sus propuestas específicas en los puntos donde no se ha llegado a acuerdo. Es decir, además del documento Cambiar España: 50 pasos para gobernar juntos de UP, partidos como Podemos han presentado su propio programa electoral -envuelto en polémica por su parecido con un catálogo de Ikea-. Más allá de estas cuestiones, ¿cuáles son las promesas de Unidos Podemos relacionadas con la ciencia?

Inversión en I+D

podemos
Pijon (Pixabay)

Si hay una postura común que comparten todos los partidos políticos es que la financiación de la ciencia en España es insuficiente. Cuestión distinta es de dónde obtener los fondos para incrementar la inversión en I+D. En ese sentido, Izquierda Unida proponía que el gasto dedicado a investigación alcanzase el 3% del PIB. El objetivo es similar al planteado por Podemos, que señalaba la necesidad de llegar al 2,7% de inversión en I+D+i del total de los Presupuestos Generales del Estado en 2017, y el 3% en 2020. Cumplir estos niveles de inversión en ciencia nos acercaría a los objetivos propuestos por la Unión Europea.

Y es que la situación actual de la I+D en términos presupuestarios ha hecho que retroceda una década. De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística, el gasto en I+D en relación al PIB de España se situó en 2014 (1,23%) en niveles más bajos que en 2007 (1,27%). Estos datos han llevado a todos los expertos a destacar la necesidad de incrementar la inversión realizada en ciencia en nuestro país. En ese sentido, Unidos Podemos ha asumido el compromiso de invertir un 2% del PIB en I+D, un porcentaje más reducido que el comprometido por Ciudadanos.

Gestión: ¿ministerio y leyes de ciencia?

podemos
Wesley Wilson (Pexels)

Izquierda Unida propone crear un Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología, después de que las competencias sobre I+D en la pasada legislatura se adscribieran principalmente en el Ministerio de Economía y Competitividad. Podemos, por el contrario, no contempla per se la creación de una cartera dedicada a investigación, aunque sí señala la necesidad de llegar a un Pacto Estatal para la Ciencia y la Innovación. En particular, la formación de Iglesias sostiene que "la política científica y de innovación debe ser considerada una cuestión de Estado", objetivo para el que proponen la creación de una Mesa por la Ciencia e Innovación.

En relación a la Ley de la Ciencia actualmente vigente, IU apuesta por impulsar otra legislación y completar su puesta en marcha, además de discutir y aprobar en el Parlamento el Plan Estatal de Investigación, Desarrollo e Innovación Tecnológica y aprobar una Ley Presupuestaria Plurianual. Podemos no hace una referencia explícita sobre estos temas, aunque sí destacaba en su promesa sobre un portal online de investigación que se recogerían "todas las convocatorias públicas de I+D+i en un calendario bianual, de obligado cumplimiento, acordado entre el Gobierno, las comunidades autónomas y otras agencias de financiación pública". En el documento de la coalición no se hace referencia a medidas específicas sobre esta temática, por lo que debemos retrotraernos a las promesas realizadas de forma individual.

Patentes y conocimiento en abierto

podemos
Succo (Pixabay)

Los sistemas de open-access y la protección de la actividad inventiva también eran aspectos importantes en campaña electoral del 20-D y lo son en la del 26-J. Así, el partido de Alberto Garzón promete oponerse a la implantación de las patentes de software, una polémica abierta con la nueva ley de patentes en España. IU contempla además la prohibición de las patentes biológicas, una promesa de difícil cumplimiento teniendo en cuenta la legislación europea y nacional, que sí permite proteger las invenciones biotecnológicas. La formación también rechaza el acuerdo TTIP, entre otros motivos, porque "aumentaría la mercantilización de la salud al reforzar las patentes farmacéuticas frente a los genéricos". IU además promete garantizar "el carácter público del resultado de investigaciones financiadas con fondos públicos", pues a su juicio "deben ser de libre utilización y difusión".

Ambos partidos apuestan por una nueva Ley de Propiedad Intelectual

Por su parte, Podemos anuncia la implementación de mecanismos para garantizar "precios justos para las patentes registradas por laboratorios que reciben financiación pública a través del apoyo fiscal a la I+D+i". La formación de Iglesias plantea llegar a acuerdos con los laboratorios "para poner fin a la especulación de los precios de los medicamentos en el mercado mundial." En relación al conocimiento en abierto y la transparencia, Podemos apuesta por un portal online de investigación. Las dos formaciones sí están de acuerdo en desarrollar una nueva Ley de Propiedad Intelectual, que contemplara la promoción del software libre, el reconocimiento de las licencias Creative Commons o la eliminación del canon AEDE o tasa Google, entre otros aspectos. El programa de la coalición Unidos Podemos no aborda estos puntos, como sí se hizo hace unos meses.

Desgravaciones fiscales e I+D privada

iu
ErAnger (Pixabay)

Además del limitado gasto público en ciencia, otro de los grandes problemas en España es la falta de inversión privada en I+D. A ese respecto, IU promete reducir de forma gradual el sistema actual de desgravaciones fiscales para sustituirlo por "mecanismos de apoyo a la generación de infraestructuras científicas y tecnológicas e incremento de personal propio de las empresas". Como curiosidad, la reforma de las desgravaciones fiscales actuales en investigación era una de las promesas del pacto alcanzado por PSOE y Ciudadanos, que no logró la investidura de Sánchez como presidente. El partido de Iglesias recoge la eliminación de los privilegios fiscales y la mayoría de deducciones, aunque no indicaba cuáles se mantendrían, con la excepción de continuar con aquellas "atendiendo a sus efectos sobre la productividad y la creación de empleo".

Podemos se marcó como objetivo también facilitar y promover la innovación entre las empresas españolas, especialmente las pymes. ¿Cómo hacerlo? Su programa incluía la creación de "polos de conocimiento y desarrollo económico
especializados", siguiendo ejemplos internacionales como los Poles en Francia, los Fraunhofer Institutes en Alemania, Catapult en Reino Unido y modelos nacionales como MCC-Mondragón Corporación Cooperativa o COVAP en Andalucía. La coalición electoral señala ahora en el documento la necesidad de abordar una política industrial que permita desplazar nuestro tejido empresarial hacia "ramas de mayor valor añadido". También se contempla la creación de comités estratégicos sectoriales, con participación de empresas y sindicatos, para definir "orientaciones estratégicas y tecnológicas" y concretar las "necesidades para su modernización".

Precariedad laboral y fuga de cerebros

iu
UrComunicación (Wikimedia)

Ambas formaciones coinciden en la necesidad de reformar la carrera investigadora. IU promete un plan de choque en recursos humanos, con un aumento del 50% del personal dedicado a I+D. El objetivo es rejuvenecer las plantillas, uno de los grandes desafíos de la ciencia española, donde la edad media en el CSIC se sitúa en 53 años. Para incentivar la carrera investigadora entre los jóvenes, Podemos propone desarrollar un Programa Nacional de Introducción a la Investigación. Además el partido morado apuesta por redefinir la carrera científica por otra basada en el mérito y que fuera única para la universidad y los organismos públicos de investigación.

Terminar con la precariedad laboral o rejuvenecer las plantillas de I+D son otras promesas en materia de empleo

Izquierda Unida también se compromete a incluir todos los contratos recogidos en la Ley de la Ciencia como figuras del Estatuto de los Trabajadores (que la coalición pretende reformar, según han anunciado), además de elaborar un plan con el que reducir la precariedad del empleo. En ese sentido, medidas como la bolsa del CSIC ha sido duramente criticada por fomentar la inestabilidad laboral de los científicos. Podemos contempla la creación de otras dos carreras profesionales, una que incluyera el trabajo en laboratorios y la gestión de la I+D+i y otra que abordara la investigación en hospitales. La formación de Iglesias también promete revisar los salarios en ciencia e introducir medidas contra la desigualdad de género, aunque no detalla cuáles.

En relación a la fuga de cerebros, Podemos y el PSOE mantienen una propuesta similar, no asumida -al menos de momento- por IU. La idea es desarrollar un plan de retorno de talento de investigadores, que en el caso del partido de Iglesias llevaría el nombre de "convocatoria Margarita Comas". Los contratos creados tendrían una duración de cuatro años. En el documento con las cincuenta medidas se habla de un plan de retorno pero generalizado, no dedicado específicamente a investigadores.

Investigación biomédica

iu
Kaibara87 (Wikimedia)

Entre las promesas electorales de IU, el partido señala la promoción de la investigación orientada a necesidades sociales, entre las que incluye la salud laboral y ambiental o la evaluación de exposición a tóxicos. El partido de Garzón también es partidario de orientar la política sanitaria y de formación en favor de la autonomía del individuo, garantizando el derecho a una muerte digna, una propuesta apoyada por Podemos. Izquierda Unida también recoge en su programa la atención sanitaria a los afectados por enfermedades raras.

En relación a la innovación en medicamentos, Podemos promete crear una "estrategia estatal" guiada por los criterios de salvaguarda del derecho a la salud y la cobertura universal de pacientes y enfermedades" para lograr "precios justos" en los medicamentos desarrollados por laboratorios que recibieran financiación pública. Además de implementar una plataforma digital estatal de acceso a las historias clínicas, la formación de Iglesias contempla el fomento de líneas de investigación y actuación sobre género y salud o la aprobación de una Ley Celíaca. El documento de la coalición aborda un incremento de la inversión en salud, que pasaría del 5,7% en 2019 al 6,8%. También recoge la "potenciación de la atención primaria como alternativa a los recortes para salir de la crisis, incrementando sus recursos para aumentar su capacidad diagnóstica y terapéutica".

Biotecnología y transgénicos

podemos
Balaram Mahalder (Wikimedia)

Podemos e Izquierda Unida mantienen posturas algo diferentes en relación a los organismos modificados genéticamente. Mientras que, por un lado, la formación morada plantea el fomento de las explotaciones agroecológicas y la prohibición de las ayudas a la importación de productos transgénicos, IU aboga directamente por el "desarrollo de agricultura y ganadería orgánicas" y la prohibición de los transgénicos en la producción de alimentos. Ni en las elecciones del 20-D ni en los comicios del 26-J, el partido de Iglesias ha recogido propuestas electorales sobre declarar zonas libres de organismos modificados genéticamente, como sí ocurrió en el caso de Catalunya Sí Que Es Pot o Ahora Madrid.

A pesar de que la evidencia científica ha garantizado la seguridad de los transgénicos, parece que ambas formaciones rechazan -aunque con distintos matices- apoyar esta tecnología. En ese sentido, IU también apuesta por aplicar el principio de precaución en la evaluación de los programas de I+D, especialmente en biotecnología, medio ambiente, telecomunicaciones y energía. En el documento de Unidos Podemos, sin embargo, no se hace referencia explícita a los transgénicos, aunque la medida 38 sobre la Política Agraria Común (PAC) sí incluye que se basará en la "agroecología, la soberanía alimentaria y los bienes comunes".

Energía nuclear y renovables

iu
Stefan Kühn (Wikimedia)

Ambas formaciones también se oponen a las centrales nucleares. Por un lado, Podemos propone el abandono de forma progresiva de las centrales de ciclo combinado, nucleares o de carbón y paralizar el ATC de Villar de Cañas, una medida también recogida por el PSOE. IU, por otro lado, pretende crear nuevos impuestos sobre la energía nuclear, el vertido y la incineración de residuos, con el fin de que en 2050 España contase con un modelo 100% de energías renovables.

En ese sentido, el partido de Iglesias promete un Plan Nacional de Transición Energética con el que movilizar inversión público-privada por valor del 1,5% del PIB en energías verdes y eficiencia energética durante los próximos veinte años. Los dos partidos vuelven a coincidir en el fomento del autoconsumo eléctrico, uno de los temas más polémicos de José Manuel Soria al frente del Ministerio de Industria. El plan es asumido por la coalición electoral, que contempla el cierre definitivo de Garoña, la sustitución de energías fósiles por renovables o la aprobación de una legislación sobre autoconsumo. En el documento también consta la aprobación de una Ley contra el Cambio Climático para alcanzar los objetivos de la Cumbre de París.

Fracking, medio ambiente y bienestar animal

Fracking
Shutterstock

Tanto Izquierda Unida como Podemos se comprometen a no autorizar más instalaciones de fracking, un método de fracturación hidráulica muy polémico especialmente tras el caso Castor. En el caso de IU, el partido va un paso más allá al anunciar que suspenderían los 120 permisos concedidos en la actualidad para las prospecciones ya que, en su opinión, no tenían sentido "ni ambiental ni económico".

Además de las medidas anunciadas contra el calentamiento global, Podemos e IU quieren reconocer el derecho al medio ambiente, incluido dentro de la tercera generación de derechos humanos. Entre otros aspectos, plantean impulsar un Plan de Rescate Ecológico, que incluya un programa sobre conservación de la biodiversidad, la revisión de la ley de caza y medidas más estrictas para proteger a las especies en peligro de extinción. El documento de Unidos Podemos incluye medidas para proteger las costas y el medio marino, el fomento de la economía circular o el impulso de las "ciudades sostenibles". Por último, consta la oposición a usar recursos públicos o subvenciones en actividades lúdicas, espectáculos, pruebas deportivas o festejos "incompatibles con el bienestar animal".

Cultura científica y pseudociencias

podemos
Zarateman (Wikimedia)

En 2012, IU se convirtió en la primera formación en rechazar la homeopatía y las terapias pseudocientíficas. Aquella resolución de su X Asamblea Federal, promovida por Eparquio Delgado, se ha mantenido en espíritu en el programa de las elecciones del 20-D y del 26-J. Así, la formación señala la necesidad de "implementar políticas basadas en la evidencia, en el ámbito de la equidad y la calidad de la atención sanitaria". Por ello consideran "necesario adoptar un sistema de evaluación basado en la evidencia en la gestión de la cartera de servicios y la aplicación de un análisis coste efectividad".

IU apuesta por una medicina basada en la evidencia, mientras que Podemos plantea otras cuestiones de cultura y divulgación

Este planteamiento de IU fue recogido por Ciudadanos en su programa del 20-D, como apuntaba Rocío Pérez en El Confidencial, aunque la promesa ha desaparecido en sus promesas del 26-J. Podemos, sin embargo, no incluyó ninguna promesa sobre las políticas basada en la evidencia, después de las polémicas de Ahora Madrid sobre los transgénicos o las peticiones sobre el reconocimiento de la hipersensibilidad electromagnética.

En ese sentido, Pablo Echenique, actual secretario de Organización de la formación morada, alertaba en una entrevista en Materia que "en la izquierda a veces la gente se vuelve anticientífica". Tal vez consciente de ello, su partido recogía numerosas propuestas sobre cultura y divulgación científica, tales como la creación de Centros de Innovación Ciudadana, el fomento de las jornadas de puertas abiertas en centros de I+D y universidades o la gratuidad de museos de ciencia durante un día al mes. En el documento presentado por Unidos Podemos, sin embargo, no hay referencias explícitas a estas dos temáticas, más allá de las promesas realizadas de forma individual.