Sin duda, uno de los títulos más ambiciosos de todos los que tuvimos la oportunidad de ver en el E3 2016 fue el de 2K. Mafia III ya nos había puesto ojitos en su presentación hace unos meses, pero ha sido en la feria más importante de los videojuegos en la que hemos confirmado nuestra sospechas. Mafia III es una triple A de los grandes, de los que no dejan ningún cabo suelto, y sin duda, es el auténtico heredero de la magistral entrega anterior.

No voy a descubrir nada nuevo si digo que la serie Mafia es lo más cercano a GTA sin ser GTA. Los títulos de la franquicia tienen sin duda su luz propia, y la tercera entrega, y más ambiciosa, no se iba a quedar atrás. Esta vez lo que han preparado es un mundo enorme. Literalmente enorme. Una Nueva Orleans ficticia que abarca las zonas más representativas reimaginándolas a su manera, con sus facciones, los cambios culturales y las diferencias sociales y raciales, algo que tiene un impacto también la jugabilidad, en las relaciones con el entorno y los personajes y en definitiva en el universo de este título que se reparte en 10 grandes distritos.

Racismo, traición y una ambientación sin precedentes de Luisiana Mafia III nos pone en piel de una veterano de Vietnam que regresa a casa y bueno, las historias de este tipo son sobradamente conocidas. De hecho es la base de este tipo de juegos sandbox: llegar a la cima del crimen organizado. Para ello tendremos disponibles un arsenal tan grande como el que nuestro protagonista tenía en Vietnam y aliados repartidos por toda la ciudad. Y ojo, por tal como nos contaron, en función de nuestro trato con los asociados, estos podrán mostrase hostiles cuando no cumplamos sus exigencias de reparto de territorio y poder, pudiendo llegar incluso a atacarnos con sus tropas.

## Clásico sandbox con toques muy interesantes

Las mecánicas en sí son las propias de un sandbox, pero se han añadido algunos elementos típicos de los títulos en primera persona como derribos únicos (que son el golpe final a un enemigo y va variando), el sistema de coberturas o el cambio rápido de armas. No obstante, y aunque necesitamos poner las manos encima al título para comprobar su profundidad, el resto de elementos típicos que podemos analizar a simple vista destacan por sí solos.

La banda sonora es magistral. Todas las piezas que nos han enseñado son oro puro. Y como no podía ser de otra forma, el jazz, de típico la cultura de New Orleans está más que presente en el juego, combinado con el clásico rock y pop de los 50’s y 60’s, que además varia en función del distrito del juego en el que nos movamos, pues cada uno tiene su cultura. Incluso existen componentes sociales como el racismo o los sentimientos de clase que afectan al comportamiento de los NPCs y por tanto al desarrollo de nuestra aventura.

Es pronto para decirlo, pero desde luego Mafia III, si al final hace bien su trabajo, se postula como GOTY en un año plagado de grandes juegos. Veremos si su fecha de lanzamiento, prevista para octubre, no le juega una mala pasada de cara al coste de oportunidad de los dos meses con más lanzamientos del año.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.