Colas para adquirir el iPhone 6 en su salida al mercado chino.

El regulador de propiedad intelectual de Pekín ha ordenado la retirada de las ventas de iPhone 6 y iPhone 6 Plus en toda la ciudad, de doce millones de habitantes. El motivo sería la demanda interpuesta ante el propio regulador por Baili, la compañía china que creó este smartphone en 2014.

El Baili C100 es demasiado similar al iPhone 6 según la compañía. Aunque queda claro por qué el regulador no ha ordenado también detener las ventas del casi idéntico iPhone 6s de la compañía. Al igual que otros tantos smartphones con diseño prácticamente idéntico.

Las similitudes y parecidos son obvios, y Apple ha mantenido casos similares contra Samsung en el pasado. La Oficina del Regulador de Propiedad Intelectual de Pekín no podrá recibir alegaciones de Apple hasta el lunes, pero la compañía californiana tiene la posibilidad de llevar el caso ante un tribunal superior, y apelar la decisión.

Actualización, 17 de junio de 2016: la justicia pekinesa ha aceptado la apelación de Apple, por lo que tanto el iPhone 6 como el 6 Plus continuarán a la venta como hasta ahora, al menos hasta una nueva resolución judicial.