Los amantes de las motos no pueden evitar bajarse de ellas incluso cuando tienen averías. Con esta idea partió Timo Buetefisch para fundar una empresa de alquiler de motos, hace ya diez años.

Está previsto que eCooltra llegue a Madrid con unas 150 motos antes de que termine 2016Cooltra empezó alquilando motos por días a turistas, por meses a gente que no quería comprarse una o por periodos de tiempo amplios para empresas que necesitaban una flota de motos. Pero **llegó a nuestras calles el concepto de sharing**. ¿Y si se pudiese compartir una moto por un corto periodo de tiempo y para trayectos puntuales? Después de todo, el 95% del tiempo estos vehículos están en desuso, aparcados mientras se está en casa o en el trabajo. Es, por lo menos, algo poco sostenible. Bajo este pretexto nació eCooltra, un servicio de moto sharing que quiere **darle una vuelta de tuerca** al car sharing que hasta ahora conocemos.

De momento, este sistema ha conquistado las calles de Barcelona con 250 motos eléctricas, con la idea de aumentar a 800 en los próximos meses. Pero como comenta Jordi Tomàs, Marketing Manager de eCooltra, **"pronto llegarán a Madrid"**. Antes de que termine 2016 concretamente, y después Roma y París.

Su modo de uso no difiere demasiado del que ya conocemos de Car2Go; salvando el hecho de que pasamos de las cuatro ruedas a las dos. Los usuarios se registran a través de la app o la web, "sin tener que desplazarse a ninguna oficina como en otro tipo de servicios", comenta Jordi. Una vez revisados los documentos pertinentes, siendo el permiso de conducir el primero, ya está todo hecho.

Por unos 24 céntimos el minuto, siendo **la media de trayectos de unos dos o tres euros**, los usuarios podrán hacer sus trayectos en moto.

## El clima, su mayor rival

Madrid no es Barcelona, sus temperaturas no son las mismas y no existe la suerte de que gran parte del año hay buen clima. Seamos sinceros, en Madrid hace mucho frío en invierno y mucho calor en verano; y cuando llueve, llueve mucho. Añadimos a la lista el hecho de que no existe una gran tradición en el uso de motos, **hay altas densidades de tráfico** -el tema de las bicis sigue siendo un dilema-, y que es una ciudad enorme.

Con estas condiciones muchos se pensarían dos veces empezar un proyecto de estas características en la capital. Pese a las trabas es cierto que la flota de motos en Madrid ha aumentado en los últimos años, en un intento de **mejorar las complejas condiciones de movilidad** asociadas a una gran ciudad. Pero para Jordi hay dos cuestiones que son esenciales para confiar en su próximo desembarco en Madrid:

>"Existe Car2Go, por lo que la gente está ya acostumbrada a usar servicios de sharing. Por lo que en ese punto es más sencillo entrar. Además, este año se han realizado varios cortes de tráfico por la contaminación; llevar el concepto de moto eléctrica es una oportunidad."

Y de hecho, los ayuntamientos están bastante a favor de la idea.

## Una cuestión técnica

Las motos necesitan cascos; esto es un hecho innegable. Cada uno de los vehículos lleva dos cascos, que se cambian de media cada tres meses para asegurar que están en las condiciones adecuadas y mantienen su higiene. Que, por cierto, para los más especiales en lo que a limpieza se refiere, "las motos vienen con una especie de mallas de usar y tirar para cubriese el pelo". Todos contentos.

Si se comente alguna infracción de tráfico, la multa corre a cargo del usuarioA nivel de seguros **la cobertura es a todo riesgo**. Pero ojo, si el conductor aparca la moto en un lugar prohibido o que no cumpla la normativa, la multa la paga el infractor.

Las motos son eléctricas, por lo que requieren que **las baterías estén siempre recargadas**. Este trabajo es competencia del equipo de eCooltra que cada noche, y analizando el estado de cada una de las baterías, cambia aquellas que lo necesitan. Y ya de paso se limpia cada una de las unidades.

De momento llegarán a Madrid con 150 motos aproximadamente que, para desgracia de los que viven fuera del perímetro de la M-30, **estarán limitadas a este sector de la ciudad**. En palabras de Jordi Tomàs, "abrir la actividad en una ciudad tan grande supone tener muchas unidades, pero no se descarta a largo plazo".

Yulia Grigoryeva / Shutterstock.com

## Y de nuevo... los taxis

Con esta nueva llegada, una de las preguntas que todo el mundo se hace es qué pasará con los temas de la competencia. Varios coches de Car2Go han aparecido estropeados y se ha acusado a los taxistas de haber sido los culpables -aunque desde el servicio de car sharing aún están en investigaciones y no apuntan a nadie-.

¿Qué pasará ahora que entra un nuevo jugador? Jordi apunta a que "tienen en cuenta el elevado riesgo de la situación", pero están confiados. **No se consideran rivales en ningún momento**, y de hecho, apuntan a que pueden favorecerles. Las motos cuentan con un uso limitado; si llueve nadie las va a coger. Por lo que si promueven el hecho de que la gente no use su coche al final es negocio para todos.