Los coches que se venden desde hace algunos años incorporan sistemas de avisos fijos para notificar al conductor que al recorrer un número determinado de kilómetros o al superar el número de años máximos sin revisar el coche, hay que llevarlo al taller. También nos avisan en caso de anomalía, casi siempre severa. Es decir, son avisos programados o de urgencia pero los coches conectados deberían mejorar estas notificaciones.

Es muy importante extraer todo el potencial que tendrán los coches conectados.

La inteligencia de los coches conectados no debe limitarse solo a controlar funciones relacionadas con la información y el entretenimiento sino que gracias a la cantidad de sensores que tendrán estos vehículos deberían poder avisar de funcionamientos anómalos aunque no sean graves para poder llevar el coche al taller antes de que sea demasiado tarde. Imagina que tu coche pudiera explicarte detalladamente porqué se ha encendido un testigo en el cuadro de instrumentos e incluso proponerte soluciones para que puedas continuar con tu viaje. El coche al servicio del usuario y no al contrario.

Este tipo de coches conectados, con funciones de anticipación y propuesta de soluciones, podrían marcar el comienzo de un nuevo período de mayor comodidad para los consumidores que va muy en la línea de la tendencia de que cada vez los conductores tengan que hacer menos y los coches sean capaces de hacer más cosas.

Mecánico revisando un vehículo

Pero existe un problema, ¿quieren los fabricantes de automóviles hacer que sus coches conectados ofrezcan al usuario esta información? Para que esto se haga realidad es fundamental que los fabricantes de los componentes mecánicos y tecnológicos de un autómovil estén sincronizados y ofrezcan esta opción a la marca. Todos los sistemas deben compartir sus datos y para ello necesitarán de una interfaz segura, un protocolo de comunicación estandarizado y un sistema de mensajes intuitivo.

¿Querrán los fabricantes que el coche te pueda avisar cómo solucionar un problema antes de que sea demasiado tarde y tengas que ir al taller a abonar una reparación costosa? En la respuesta a esta pregunta se encuentra la línea entre ética y empresa.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.