Otra semana más, cuatro recomendaciones para haceros más amenas vuestras horas libres. Hoy decidimos optar por una selección de juegos dentro de un mismo género, muy de moda últimamente, como es el roguelike. No será por profundidad, variedad y horas de juego.

Recordad, como siempre, que podéis consultar las entregas anteriores y todos los videojuegos recomendados hasta ahora desde aquí. ¡Allá vamos!

The Binding of Isaac: Rebirth

Posiblemente, el rey actual del género. El trabajo de Edmund McMillen estaba destinado al fracaso (incluso él no tenía ninguna confianza en un posible éxito) pero se ha terminado coronando como uno de los videojuegos más profundos y complejos de los últimos años. Todo ello con esa identidad visual y artística, con mensaje y sentido, que lo envuelve todo (pese a que pueda echar a algunos para atrás).

La jugabilidad en sí es terriblemente sencilla pero cuando los distintos potenciadores y objetos entran en un juego, la cosa puede llegar a ser un auténtico desmadre. A nivel de sinergías y variedad de juego entre cada partida, The Bindong if Isaac sigue sin tener un rival. Y más, claro, con su enorme y sobresaliente expansión, Afterbirth. Ojo, además está al caer Afterbirth +.

En Steam.

Rogue Legacy

La principal diferencia con el resto aquí está clara: hablamos de un roguelike en 2D que se juega como un Metroidvania cualquiera. Pero, claro, hay más: el principal giro de tuerca de la propuesta está en que cada personaje que controlamos es único y se pierde al morir, pero no así las ventajas o desbloqueables que consigamos.

De esta forma, con un personaje podremos encontrar una mejora mágica para nuestro equipamiento, el plano para hacer un nuevo arma o un rincón secreto del castillo y, pese a su muerte, podremos mantener dichos desbloqueos. Pero no será fácil ya que cada personaje tiene defectos “genéticos” como ver en blanco y negro, moverse al revés o ser mucho más grande de lo que debería. Menos profundo que los demás pero tremendamente original y divertido.

En Steam, PS3, PS4 y PS Vita.

Enter the Gungeon

El más reciente de los cuatro destacados. Ya hablamos de él por aquí pero los chicos de Dodge Roll se han hecho ya un hueco en las bibliotecas de Steam de muchos usuarios y la comunidad no para de crecer. Por ello, entre otras cosas, están preparando una gran actualización que no debería tardar demasiado en llegar.

Enter the Gungeon se basa en los disparos y en una mayor movilidad, pudiendo llegar a dar volteretas o tumbar mesas para usarlas como protección. Aquí, el twist está en las decenas de locas armas que se pueden encontrar. Si hubiera que ponerle un problema, lo lento y anodino del primer nivel, al no contar nunca con grandes o divertidas armas.

En Steam y PS4.

Nuclear Throne

El trabajo de Vlambeer siempre tiene una cosa en común: el gameplay está pulido y medido al milímetro. De esta forma, el gamefeel (las sensaciones al jugar) son casi siempre inmejorables. Y en Nuclear Throne crecen en todos los niveles con respecto a Super Crate Box o Ridiculous Fishing.

Aquí son muchos los personajes controlables con una habilidad activa única (y, según qué personajes, también pasivas) que irán subiendo de nivel a lo largo de cada partida, cambiando el estilo de juego y ciertos atributos con las denominadas con mutaciones. No se llega al nivel de profundidad y variedad de otros pero las sensaciones a los mandos son inmejorables.

En Steam, PS4 y PS Vita.