8:30 h del 30 de mayo en España. Mariano Rajoy, presidente del gobierno en funciones y candidato a las elecciones que se celebrarán el 26 de junio, publica un enigmático tuit.

Poco antes, los principales medios generalistas habían recibido una nota de prensa con el embargo de este tuit. Normalmente, en prensa, los embargos son información que se envía a uno o varios medios bajo el compromiso de que no la harán pública hasta una fecha y hora determinada. En ocasiones tiene todo el sentido del mundo de cara a asegurarse que los medios pueden preparar un tema con antelación y calma, así como a evitar posibles filtraciones.

**Otras veces, los embargos son una estrategia de comunicación más, ya que se le atribuye una relevancia exagerada a una cuestión que, sin lo tentador de un embargo de por medio, no lo tendría**. Influyen muchos factores, incluido el miedo a que a la hora H todos los medios publiquen el contenido de ese embargo y el tuyo no.

La cuestión es que, salvo que aparezca alguien diciendo lo contrario (y no tiene pinta), es la primera vez que alguien anuncia el embargo de un tuit. Confusión. Poco después, tras el truco de prestidigitador de publicar un tuit críptico y avanzarlo en prensa (La Razón incluso [lo ha llevado en portada como "urgente"](http://www.larazon.es/espana/a-favor-el-nuevo-slogan-del-pp-contra-la-lineas-rojas-AB12755234)), Rajoy ha publicado otro tuit, ampliación del anterior.

Es el vídeo promocional del nuevo eslogan del Partido Popular para las elecciones del 26 de junio: "A favor". Es un vídeo más, una obra de marketing al uso, nada nuevo en un partido político, menos aún en el PP. "Los españoles no esperan más líneas rojas. Pensemos en el futuro de España". Lo que sí es nuevo es el truco del embargo: **la estrategia de comunicación del PP ha sido brillante: todo el mundo está hablando de Rajoy y todo el mundo ha visto el vídeo con el nuevo eslogan**. No es una suposición, más tarde ha sido confirmado con las propias respuestas dadas por dicho departamento.

Hoy, todos hemos picado el anzuelo, y el director de comunicación del PP se ha ganado el sueldo de todo el mes.