Con coches eléctricos que no superan la barrera de los 150 kilómetros reales de autonomía, pese a homologaciones extremadamente optimistas con claros tintes de marketing, los PHEV en Noruega, vehículos híbridos enchufables, han superado por primera vez en número de ventas a los coches BEV o 100% eléctricos. ¿Por qué? Por dos motivos: son más útiles y no resultan más caros a largo plazo.

Por primera vez en la serie histórica de venta de coches eléctricos en Noruega las ventas de coches eléctricos, de cualquier tipología, ha sufrido un cambio. Ahora los PHEV se alzan como la fuerza más importante mientras que los coches 100% eléctricos siguen sin convencer a la mayoría que ve ciertas desventajas cuando quieren salir de su zona de confort de 150 kilómetros o menos.

Tendencias sobre ventas de coches electricos en Noruega que veremos en más paises

Un coche que permite recorrer 50 kilómetros o menos en modo 100% eléctrico pero que te permite salir a disfrutar de un fin de semana lejos de la ciudad, que te permite salir de tu rutina, que te permite no sacar la calculadora al entrar en tu coche, es un claro contrincante para ser el tipo de coche más vendido. Y esto es lo que ha sucedo con los coches eléctricos en Noruega.

La progresión de ventas de coches eléctricos en Noruega es imparable, desde 2010 se han vendido más de 100.000 vehículos BEV y PHEV, pero lo importante es que los híbridos enchufables son los que han permitido que a principios de 2015 hubiera casi 40.000 coches eléctricos vendidos y en abril de 2016 se alcanzasen los 100.600.

Si un Model S te parece caro, tu siguiente opción no es un coche eléctrico, es un híbrido enchufable.

Los coches híbridos enchufables tienen un coste muy similar a uno eléctrico y no ofrecen ninguna limitación como sí lo hacen los 100% eléctricos. Es por esto que tras pasada la novedad de la movilidad eléctrica la racionalidad se impusiera en los clientes. Es, de momento, más inteligente comprar un coche híbrido enchufable que uno eléctrico. Y en esta idea tengo que excluir al Tesla Model S porque es un vehículo eléctrico con un coste de adquisición muy elevado que no está al alcance de todos los interesados en un vehículo eléctrico. Tan solo este modelo es interesante como 100% eléctrico por su autonomía y red de carga privada de Tesla.

Noruega sigue siendo terreno para la movilidad eléctrica pero sobre todo indica la tendencia de los clientes, es un termómetro perfecto a analizar para intentar adivinar hacia dónde se moverá el sector. Los fabricantes están comenzando a hablar presentando modelos híbridos enchufables muy interesantes que ofrecen ir al trabajo con un coste cercano al de un eléctrico pero con la libertad de ir a donde quieras sin pensar en cargas de baterías.

👇 Más en Hipertextual