Slack está de moda. Creada por uno de los fundadores de Flickr, supieron situarse en el centro de un momento clave en la reinvención de las comunicaciones corporativas, el salto de la mensajería instantánea, y el renovado éxito de los bots. Mezclado con una cantidad increíble de integraciones con otros servicios, gifs y emojis... tenían la receta para el éxito. Su aroma al viejo IRC, sirvió para enamorar a los más veteranos.

Pero lo más importante son la cantidad de empresas que dan el salto a la versión de pago. Casi un tercio de las usuarios de Slack están en uno de los métodos de pago que las empresas proveen a sus empleados. Slack es el núcleo de la gestión de muchas, y su gloria no ha pasado desapercibida para los competidores directos (comunicaciones internas) e indirectos (colaboración general).

El éxito de Slack consiste en el gran porcentaje de sus usuarios que son de pago

Uno de sus competidores indirectos es Microsoft. El proveedor de software y servicios a negocios por excelencia se prepara para desvelar la renovación total de SharePoint, su software de colaboración de equipos. La clave, la profunda integración que tiene toda la suite de Microsoft. Pudiendo generar informes y manejar colaboración del equipo entre humanos y algoritmos. Además de instalarlo en los propios servidores de la compañía, también un punto clave. Una de las integraciones clave será con Yammer, el servicio de redes sociales corporativas de Microsoft o potencialmente con Skype/Lync.

El nuevo Sharepoint.
El nuevo Sharepoint.

Más al sur, en California, Facebook se prepara para lanzar su esperado ‘Facebook for Work’ al público, tras mucho retraso. Esta versión corporativa de Facebook tiene una gran ventaja: todos saben usar Facebook, y disminuye el tiempo de adaptación de los empleados. En Facebook son expertos en mensajería, con las dos principales plataformas mundiales de mensajería instantánea bajo su mando.

Uber utilizaba Slack pero tuvo que volver a HipChat por problemas de rendimiento

Entre los competidores directos, aunque enfocado a un mundo más de desarrollo, tenemos el excelente Gitter. Permite a desarrolladores mantener sus comunicaciones sobre Git, y ofrece conexiones con múltiples servicios. Pero quizá el competidor más directo sea HipChat.

Facebook at Work.
Facebook at Work.

HipChat es un competidor clave, seguramente el más directo. Era el “slack” de muchas empresas antes de comenzar a utilizar Slack. Pero otras están haciendo el camino inverso, por ejemplo, Uber. La mil millonaria startup de transporte tuvo que dejar de usar Slack por problemas de rendimiento. Aparentemente, los miles de empleados de Uber eran incapaces de “mantener el ritmo” en Slack. HipChat es hoy una producto de Atlassian, el gigante australiano del software corporativo que cuenta entre su portfolio con productos populares como BitBucket o JIRA.

👇 Más en Hipertextual