A Amazon no se salió bien la jugada. Y según lo que ha pasado en el mercado estadounidense, a Samsung puede costarle más que una rabieta de sus consumidores. La moda de incluir publicidad a nivel software en un producto de hardware que has comprado, y no se te ha sido cedido a cambio de la misma, se esta convirtiendo en un moda que no gusta, para nada, a los consumidores.

Y es que según se han hecho eco varios medios, Samsung empezará a colar publicidad en su Smart TVs en Europa, tanto en los nuevos como en los antiguos vía actualización de software, en un movimiento que no se termina de entender del todo: Samsung no necesita la publicidad para hacer sostenible su modelo de negocio de TVs, y por otro lado, colocar publicidad contextual en software de la televisión, en función del usuario, puede entenderse, incluso, como una invasión de la intimidad; más allá de las molestia que pueda causar.

La idea es incluir publicidad en los menús de la TV¿Cómo va a incluir Samsung publicidad en sus TV? La idea, puesta en marcha como decimos en el mercado estadounidense, consiste en una barra dentro del menú de la tele en el que muestran diferentes tipos de anuncios, muchos de ellos interactivos, que complementan la navegación por los menús. De momento se desconoce si su llegada a Europa vendrá acompañada de contenidos adicionales, como compras dentro de la TV a través de anuncios o simplemente serán una suerte de banners que complementen los anuncios clásicos en TV.

Sea como sea, se trata de un movimiento polémico que puede abrir la veda en la guerra de fabricantes. Los que vean con buenos ojos el movimiento de Samsung y se unan a él, y los que los que vean su ausencia como una ventaja comercial. Veremos quién gana.