El éxito arrollador del apartado multijugador online de una inmensa mayoría de videojuegos ha dejado en un segundo plano esas partidas con amigos reunidos en un mismo sitio y disfrutando de intensos piques a pantalla partida. Hay muchos más motivos, claro, que ya desgranamos en su momento pero, pese a todo ello, ciertas compañías y géneros siguen apostando por esa diversión en grupo.

Para mantener esa bonita tradición intacta, recopilamos algunos de los mejores videojuegos con multijugador local, tanto de antaño como de tiempos recientes. De hecho, alguno de los proyectos destacados solo se pueden disfrutar en una misma consola u ordenador, dejando de lado el componente online. Allá vamos.

Keep Talking and Nobody Explodes

Ya lo he mencionado un par de veces en Hipertextual y parece que esté en el equipo de marketing de sus creadores pero el juego de Steel Crate Games me parece una experiencia tan única como perfecta para jugar con amigos. Aquí, sin modo competitivo (aunque siempre se puede jugar por parejas viendo quién consigue un mejor tiempo), tendremos que conseguir desactivar una bomba tirando de juego asimétrico: uno jugará con el teclado y el ratón mientras se comunica y ejecuta las órdenes del que lee el manual de instrucciones para la desactivación de bombas. Algo complejo al principio pero Infalible a largo plazo.

Street Fighter V

La última entrega de la mítica de franquicia de Capcom se quedó muy corta a nivel de contenido pero es de lo mejor que ha dado el estudio desde un punto de vista puramente jugable. Por ello, si lo que nos interesa es disfrutar de combates con nuestros amigos, la diversión aquí está asegurada. Eso sí, cualquier entrega anterior cumplirá tal cometido sin problema: los nostálgicos podéis (y debéis) echar mano del clásico Street Fighter II.

Si Ryu, Ken y Bison no son lo vuestro, Tekken, Marvel vs. Capcom y los recientes Mortal Kombat pueden ser alternativas más que acertadas.

Rayman Legends

El género de las plataformas, con su potente aspecto cooperativo, puede llegar a desesperar si no conformamos un equipo con cierta experiencia en el género. Ya sea por las risas provocadas al morir constantemente en un mismo salto o por la satisfacción al completar un nivel tras otro, Rayman Legends es un plataformas excelente en todos sus apartados.

Por supuesto, el rey de las plataformas, Mario, tiene varios títulos más que interesantes para jugar en compañía y en una misma consola: el infravalorado Super Mario 3D World, sin ir más lejos, es una opción tremendamente completa.

Rocket League

El juego de Psyonix es una de las grandes sorpresas que nos ha dado la industria en los últimos años. Disponible de forma gratuita con PS Plus en sus inicios, esta mezcla de conducción y fútbol es una propuesta competitiva y cooperativa con un diseño medido al milímetro y que, si se juega en equipo, se convierte en una absoluta gozada. Recientemente, además, nos llegó la expansión que añadía la modalidad del baloncesto.

Towerfall Ascension

Lejos de los géneros más clásicos, en los últimos años se ha puesto de moda el multijugador centrado en combates dentro de una misma pantalla, sin partir o dividir la imagen. De entre todos ellos, quizá Towerfall Ascension sea el más popular y el que más buenos ratos os pueda dar.

La otra alternativa, realmente semejante en su concepto, es Samurai Gunn. Dos juegos frenéticos y que requieren de mucha habilidad, perfectos para cuando queráis llevar los piques al siguiente nivel. Aunque con otro concepto, unos combates multitudinarios en Super Smash Bros o Rivals of Aether nunca estarán de más. Y en lo que a jugar en una misma pantalla se refiere, Nidhogg y el mítico Worms son otras opciones tan divertidas como particulares.

Mario Kart 8

Uno de los mejores juegos de Wii U y de la pasada generación. La última entrega de la saga de carreras de Mario, Bowser, Toad y compañía presenta un apartado técnico y artístico espectacular pero, lo importante, sigue siendo tan divertido (o más) como siempre. Además, Nintendo entró en el mundo del contenido descargable con dos DLC sumamente cuidados. Con pantalla partida a cuatro jugadores sigue siendo una opción infalible.

Aunque un escalón por debajo en ciertos aspectos, Sonic & All-Stars Racing Transformed es también un videojuego competitivo fantástico que, además, presenta carreras sumamente variadas (los vehículos se adaptan a tierra, mar y aire). Podéis jugarlo en PlayStation 3, Xbox 360 y PC.

Goldeneye

Junto a Perfect Dark, otro de los excelentes FPS de Rare lanzado en Nintendo 64. Hay que echar la vista muy atrás pero, ya sea tirando de emulador o cogiendo la consola del trastero, pocas partidas más divertidas puedan salir en una noche que las jugadas en el mítico Goldeneye.

Evidentemente, si lo que queréis es disfrutar de FPS algo más actuales, hay mucho y bueno donde elegir: casi todos los Call of Duty recientes incluyen pantalla partida para cuatro jugadores y lo mismo, salvo con Halo 5: Guardians, ocurre con la saga del Jefe Maestro, tanto en su campaña como en su multijugador.

Screencheat

¿Cuántas veces, ávido jugador de shooters a pantalla partida, has oído o dicho aquello de “deja de mirar mi pantalla, tramposo”? Screencheat se basa en precisamente eso, disfrutar de partidas de hasta cuatro jugadores, a pantalla partida, en las que todos son invisibles y se debe mirar constantemente la pantalla de cada jugador para saber en qué punto del mapeado se encuentra. Otra de esas experiencias salidas de equipos indies y a las que les es difícil buscar una competencia cercana. Piques y risas asegurados.

NBA 2K16

Es de perogrullo pero cualquier videojuego de competición deportiva de hoy en día puede dar infinitas horas de diversión. Desde partidos a FIFA, Pro Evolution Soccer, NBA 2K16, Madden o MLB hasta carreras en, por ejemplo, Dirt Rally o el último Fórmula 1. Aunque algo olvidados, Top Spin 4 o Table Tennis son toda una gozada, también. Si tuviéramos que decantarnos por uno, por el espectacular estado de la franquicia y lo interesantísimo de su actual temporada, NBA 2K16 es opción segura.

Left 4 Dead

Sí, es otro first person shooter pero, en este caso, no hablamos de un modo competitivo ni de un modo campaña o historia per se. La propuesta cooperativa de Left 4 Dead y su secuela sigue siendo más que vigente a día de hoy. El diseño de los distintos personajes, la intensidad y el ritmo de cada una de las misiones que podemos disfrutar y lo exigente de su dificultad hacen que los juegos de Valve y Turtle Rock Studios sean sumamente recomendables. En tiempos más recientes, y de concepción relativamente similar, hemos recibido los dos Killing Floor, por ejemplo.