Este fin de semana podremos disfrutar de un curioso evento astronómico. Marte estará en fase llena. El planeta rojo, protagonista de las noticias científicas al haberse descubierto dos ancestrales tsunamis que devastaron sus costas hace 3.400 millones de años, mostrará su mejor "cara" en un espectáculo que no se repetirá hasta 2018.

El 21 y 22 de mayo, se alinean el Sol, la Tierra, la Luna y Marte. Además de contemplar al planeta rojo completamente iluminado por nuestro astro, este evento celeste también sucederá en Luna llena, algo que no ocurría desde hacía 47 años, según publica el blog Asteromía. El fenómeno es conocido técnicamente como "oposición de Marte con Luna llena". Y no sólo podremos disfrutar de un punto rojo en el cielo (para verlo mejor necesitaremos un telescopio), sino que ocurrirá en un momento de "Luna azul". ¿Cómo es esto posible?

Marte

La Luna azul es un fenómeno que sucede cuando vemos a nuestro satélite en fase llena por segunda ocasión en un mes. En otras palabras, al segundo plenilunio mensual se le denomina "Luna azul" por su rareza, aunque los expertos reconocen que técnicamente sería más correcto hablar de "Luna traidora". Este término, sin embargo, no hace referencia a la tonalidad del satélite, dado que sólo la existencia de partículas procedentes de erupciones volcánicas podrían "teñir" la apariencia de la Luna con colores azulados. El uso de "Luna azul" en este caso no se relaciona con esta acepción, tal y como explican en la web EarthSky, sino que se asocia con la tercera Luna en fase llena de las cuatro posibles en una misma estación.

Por este motivo coincidirán a la vez dos espectáculos astronómicos curiosos. La oposición de Marte en fase llena ante una Luna también llena. Como explicaba a El Mundo el astrónomo Rafael Bachiller, director del Observatorio Astronómico Nacional (IGN), "Marte es un planeta fácilmente observable a simple vista". Durante estos días puede ser contemplado apareciendo por el sureste hacia las 22h y poniéndose poco antes de que amanezca por el suroeste. Así podremos ver un pequeño punto rojo en el cielo, que no parpadea, y que la noche del 22 de mayo aparecerá por debajo y a la derecha de nuestro astro. Aunque todos los detalles de este fenómeno astronómico podrán ser seguidos por aquellos que cuenten con un telescopio, el resto nos tendremos que conformar con las imágenes de expertos y aficionados, además de atisbar esa mancha roja cerca de la Luna.