El 4 de octubre de 1957 el Sputnik 1 alcanzaría órbita con éxito, convirtiéndose así en el primer satélite artificial en lograr esta empresa. Se iniciaba pues, la carrera espacial que no tendría tregua y caldearía los ánimos, aun más, entre Estados Unidos y la Unión Soviética en la época de la Guerra Fría.

En respuesta a este hecho, Estados Unidos lanzaría su propio satélite cuatro meses después: el Explorer 1. Logro que alcanzaron no sin gran revuelo y con razones profundamente políticas pues el ánimo entre los dos países estaba marcado por la tensión y por demostrar a sus respectivos pueblos y a la comunidad internacional que tenían la ventaja tecnológica, científica, armamentística y en todos los sentidos posibles.

A esta misma carrera espacial se debe la creación del Project Mercury, el primer programa tripulado de Estados Unidos. Se dice que este proyecto fue la respuesta al logro del Sputnik 1 y, por supuesto, a la hazaña de Yuri Gagarin de la Unión Soviética quien se convirtió en el primer hombre en viajar al espacio exterior.

En el Project Mercury participaron 7 hombres que se convertirían en el primer grupo de su clase: Alan Shephard, Gus Grissom, Gordon Cooper, Walter Schirra, Deke Slayton, John Glenn y Scott Carpenter. Todos provenientes de las filas militares pues en los inicios de la exploración espacial se consideraban más importantes estas habilidades que los astronautas científicos que predominan hoy en día.

De izquierda a derecha: Cooper, Schirra (atrás), Shepard, Grissom, Glenn, Slayton y Carpenter
De izquierda a derecha: Cooper, Schirra (atrás), Shepard, Grissom, Glenn, Slayton y Carpenter

Alan Shepard se convertiría en el primer estadounidense en entrar en el espacio, en una misión suborbital a bordo de la Freedom 7; los astronautas nombraban sus propias naves y este grupo en particular agregó el número 7 para distinguirse. Así pues, John Glenn, en la Friendship 7, se convertiría en el primer estadounidense en orbitar la Tierra, completando tres órbitas el 20 de febrero de 1962.

En total los seis vuelos de Mercury totalizaron 2 días y 6 h de vuelo espacial; el último vuelo de una nave Mercury fue el del Mercury Atlas 9 en la cápsula Faith 7 con L. Gordon Cooper, Jr. el 15 de mayo de 1963.

El último superviviente

John Glenn
John Glenn

De los siete astronautas seis realizaron viajes. Deke Slayton fue apartado del proyecto debido a una condición cardiaca que le impidió realizar las misiones. Sin embargo, esto no fue el fin de su carrera ni mucho menos, en 1963 fue nombrado Director de operaciones de vuelo de la NASA y fue el encargado de designar a los astronautas a las misiones tripuladas de la NASA en los programas Gemini y Apollo.

Virgil Ivan "Gus" Grissom fue el segundo astronauta estadounidense durante los vuelos del Proyecto Mercury. Él también es parte de una lista trágica pues fue una de las tres primeras víctimas de la carrera espacial estadounidense, junto a Edward White y Roger Chaffee en el incendio del Apolo 1.

Por su parte, Alan Shepard aparte de ser el primer estadounidense en ser lanzado al espacio, el segundo humano luego de Yuri Gagarin; también fue el segundo hombre en pisar la Luna, incluso se le conoce como el primero en jugar golf en la superficie lunar, además de formar parte de la misión Apolo 14. El 21 de julio de 1998 falleció luego de sufrir un larga enfermedad.

Gordon Cooper pilotó la misión Mercury Atlas 9 y obtuvo el, en ese entonces, récord al pasar más tiempo en el espacio que la totalidad de horas registradas (34 horas) por sus compañeros del Project Mercury. También fue el primer hombre que durmió en el espacio. También comandó la misión Gemini 5 que tenía como objetivo demostrar que el ser humano podía soportar un viaje de 8 días, tiempo que tomaría llegar a la Luna. Cooper falleció en octubre de 2004.

Walter Schirra, por su parte se convirtió el 3 de octubre de 1962 en el quinto norteamericano en órbita terrestre a bordo de la misión Mercury 8. Pasó un total de 295 horas y 15 minutos en el espacio; participó en los programas Mercury, Gemini y Apolo. Schirra abandonó la NASA en 1969 y se convirtió en comentarista de temas espaciales para la CBS. Falleció el 3 de mayo de 2007.

John Glenn regresó al espacio a los 77 años en una misión del transbordador Discovery

Scott Carpenter fue el remplazo de Deke Slayton tras ser retirado por su problema de salud. También es conocido como el primer astronauta en comer alimentos sólidos en el espacio. En su viaje realizó tres órbitas alrededor de la tierra en el Aurora 7. En 1965, participó en el proyecto SEALAB II, donde vivió y trabajó durante 30 días a una profundidad de 62 metros en la costa de California. Scott murió el 10 de octubre de 2013.

Así pues, el último superviviente del Mercury 7 es el astronauta retirado John Glenn, quien además se convirtió en político al ser elegido como Senador por Ohio en 1974, puesto en el que permaneció hasta 1999. En ese mismo año recibió junto a sus compañeros en el transbordador espacial el premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional. Actualmente tiene 94 años este hombre que tras el asesinato de John F. Kennedy dimitió de la NASA y fue el encargado, a petición de Jackie Kennedy, de dar la noticia de la muerte del entonces Presidente a los hijos de este matrimonio con el que sostenía una estrecha amistad.

John Glenn no se despidió del espacio entonces, luego de 36 años de su primer viaje formó parte en la misión STS-95, a bordo del transbordador espacial Discovery. Con sus 77 años se convirtió en la persona de mayor edad que había ido al espacio.