Es complicado obtener una visión de la rica diversidad cultural que el ser humano ha creado en diferentes partes del mundo. Según un estudio de National Geographic, en 2.100, más de la mitad de las 7.000 lenguas habladas en nuestro planeta pueden desaparecer, llevándose con ellas una riqueza de conocimientos sobre la historia, la cultura y el medio ambiente.

A menudo nos centramos en aprender un nuevo idioma, como referencia global, el inglés, obvio, para poder movernos en los entornos sociales, educativos o de negocios. Sin ser el más hablado del mundo, este idioma es objetivo claro de aprendizaje para millones de personas a través de múltiples herramientas como Blabling, y su futuro está asegurado. Pero, ¿qué pasa con las lenguas más deslocalizadas?

Cada vez que muere una lengua perdemos una parte de la imagen de lo que nuestro cerebro puede hacer

Atravesando las montañas de los Andes, en la cuenca del Amazonas, nos encontramos con la lengua en mayor peligro de extinción del mundo. En una zona con una alta diversidad de idiomas, nos desplazamos hasta el pueblo Kallawaya, médicos herbolarios desde la época de los incas. Utilizan el español o el prevalente quechua en la vida diaria, pero mantienen su propio lenguaje secreto para codificar la información sobre miles de plantas.

En Siberia Central se hablan seis familias de lenguas, todas ellas en peligro de extinción pero una sobre todas ellas, Tofa. Hablada por menos de 30 personas, todas bastante ancianas. La gente Tofa eran cazadores y pastores de renos, su idioma se caracterizaba por incluir un largo significado dentro de una sola palabra. Por ejemplo, la palabra döngür significa “renos macho domesticados en tercer año y la primera temporada de apareamiento”.

Al noroeste de los Estados Unidos, en Oregón, nos encontramos con la reserva Siletz. Establecida en 1855, fue el hogar de 27 tribus de indios y de la lengua Siletz Dee-ni. Actualmente no hay niños y pocos o ningún adulto que la siga hablando. Para mejorar su comunicación han hecho uso de un híbrido entre la jerga Chinook y el inglés.

En la parte norte de Australia aún se conserva una de lengua condenada a la desaparición, Magati Ke. Zona de aborígenes que se esfuerzan por mantener sus lengua y cultura nos encontramos con los tres únicos supervivientes de una estirpe que desapareció hace casi 50 años en la comunidad Wadeye.

La historia nos ha enseñado que las lenguas de los grupos de poder se han extendido derivando en una misma frente a las culturas más pequeñas. Las políticas oficiales de idiomas o la atracción que genera la dominancia de una lengua estatal o imperialista explican, por ejemplo, por qué existe una mayor diversidad de idiomas en Bolivia que en todo el continente europeo.

-- Cupón descuento: Blabling ha creado exclusivamente una oferta para nuestros lectores. Solo hay que usar el cupón HIPERTEXTUAL para obtener un 25% de descuento, tanto a los que decidan pagar la cuota de socio como a los que únicamente quieran probar el servicio.