Anoche se estrenó en Estados Unidos el episodio 22, el último de la segunda temporada de Gotham, la serie de FOX que cuenta la historia del detective Jim Gordon, del joven Bruce Wayne (la única persona que en el futuro podrá susurrarte al oído aquello de "¡Soy Batman!") y de todo el universo de villanos que se construyen a lo largo y ancho de la ciudad sin ley del universo de DC Comics.

Repasando los pros y contras que comentamos al final de la primera temporada, nos damos cuenta de que, afortunadamente, muchos de los errores han sido solventados. Vamos con lo bueno y lo malo (sin casi spoilers):

Lo bueno

Todo lo bueno que tenía la serie en la primera temporada (fotografía y estética, villanos con los que nos sentimos identificados, personajes creíbles) se mantiene. Hay que sumar:

Grandes actores

Penguin ((Robin Lord Taylor) | FOX
Penguin ((Robin Lord Taylor) | FOX

Nygma (Cory Michael Smith), Penguin (Robin Lord Taylor) o Theo Galavan (James Frain) se "salen" con unas actuaciones muy creíbles y que, de verdad, hacen que merezca ver la serie. Hay que aplaudir también la labor de David Mazouz como Bruce Wayne que, aunque sigue pecando de demasiado mártir, ha dado un giro interesante y se aprecia bien su evolución hacia el caballero óscuro que supera con madurez su orfandad.

Ben McKenzie como Jim Gordon, por cierto, sigue cumpliendo bien como ese macho alfa con voz rasgada y dispuesto a desafiar todo lo que se interponga en su camino para lograr su propósito. Su actuación no es brillante, pero es adecuada, aunque también es cierto que es el papel que le ha tocado defender y no debe tener mucho margen para explorar otros recursos, igual que Harvey Bullock (Donal Logue), el típico policía salido y alcohólico que poco a poco se va reformando y entiende el sentido verdadero del bien y de la justicia.

La oscuridad

Edward Nygma (Cory Michael Smith) | FOX
Edward Nygma (Cory Michael Smith) | FOX

Gotham es una ciudad cruel, sin ley, oscura, injusta y criminal. Y Batman es un héroe que nace y se forma en ese entorno. Una de las cosas más positivas que ha tenido esta segunda temporada es que no se ha reprimido para mostrar imágenes explícitas (un cadáver con un paraguas atravesado en la boca, por ejemplo) o para reflejar la crueldad de los actos de los personajes. Paradójicamente, y como ya dije en su momento, la serie brilla cuanto más oscura se pone. Y en esta temporada ha habido momentos muy, muy lúgubres, con mucha tensión y que ponen al límite a los protagonistas (y suman emoción para el espectador, claro).

Lo sobrenatural

Hugo Strange (BD Wong) | FOX
Hugo Strange (BD Wong) | FOX

Hasta ahora, todas las tramas eran más o menos realistas. La serie mezclaba elementos de la novela negra con las historias procedimentales y con toques de conflictos personales (amor, ambición profesional, envidias...), pero poco a poco fue incluyendo el componente sobrenatural. Magia, mitos, experimentos locos... Todo ello al servicio de catapultar la historia y darle una nueva dimensión. Teniendo en cuenta que esta nueva faceta choca directamente contra el realismo, los creadores de la serie han sabido bailar bien con estos nuevos elementos y los han introducido de manera sutil, sin darles mucho protagonismo y dejando lugar a la imaginación. ¿Por qué? Porque si muestras demasiado, o lo haces muy bien o se va a notar demasiado que es falso. Bien por Gotham.

Lo malo

El que mucho abarca...

Bruce Wayne (David Mazouz) | FOX
Bruce Wayne (David Mazouz) | FOX

A pesar de que Jim y Bruce son los protagonistas en torno a quien todo gira, Gotham es una auténtica serie coral que desarrolla y potencia las historias de los personajes que, intuimos, acabarán tomando más peso narrativo. Al contar con 22 episodios, hay margen suficiente como para explayarse y profundizar en los conflictos y diferentes personalidades, pero da la sensación de que Gotham quiere abarcar mucho más de lo que una ficción de estas características puede permitirse.

¿De verdad tiene sentido conocer tan a fondo la historia de Victor Fries (Mr. Freeze) o insistir tanto en el romance frustrado entre Jim y Barbara Kean? ¿Por qué nos nos cuentan más de Hugo Strange? ¿Qué fue de Harvey Dent (el llamado a convertirse en Two-Face?

Obviamente, todos tenemos nuestras preferencias y personajes favoritos, pero creo que la falta de ritmo sigue siendo un problema de Gotham, especialmente en la parte intermedia de la serie. Da la sensación de que se entretienen demasiado en tramas poco importantes en los episodios centrales y que todo se precipita de cara al final.

Fish Mooney como recurso fácil (SPOILER)

Fish Mooney (Jada Pinkett Smith) | FOX
Fish Mooney (Jada Pinkett Smith) | FOX

En la primera temporada ya conocimos de lo que era capaz Fish Mooney (Jada Pinkett Smith), pero también se le dio demasiado protagonismo para hacer énfasis en lo super mala, inteligente y controladora que es. El remate en esta temporada viene cuando, ya en el último capítulo, vuelve a utilizarse el recurso de "vuelve la reina de los villanos a Gotham", un punto de giro similar al de la primera temporada y, por tanto, nada sorprendente para el espectador. Un final centrado en otros villanos, como Penguin o Nygma habría tenido más fuerza.

Veredicto

En general, Gotham ha mejorado lo suficiente como para que siga mereciendo la pena verla, especialmente para los seguidores de Batman, aunque seguramente los fieles lectores de los cómics encontrarán más detalles y críticas que un espectador corriente. No es un serión espectacular, pero tiene buenas tramas, buenos actores y, sobre todo, ha terminado con la sensación de que la tercera temporada, prevista para finales de este año, será más oscura y con muchos más conflictos, especialmente con los villanos, que pelearán por hacerse con el poder de Gotham. Y en el ojo de la tormenta tendremos a Jim y a Bruce. La pregunta es si también aguantará la audiencia, algo resentida en la segunda temporada con respecto a la primera.