Super Mario Maker se ha convertido en uno de los exponentes más increíbles de la creatividad de sus jugadores, y lo ha hecho a un nivel tal que, en muchas ocasiones, ni siquiera los creadores de los niveles son capaces de superarlos por la dificultad añadida que añaden con tal de aumentar la rivalidad entre sus creaciones.

No obstante, los mundos creados por los usuarios en Mario Maker no son lo único que se puede utilizar para explotar la creatividad, puesto que si los niveles pueden complicarse al extremo, ¿por qué no hacerlo también con los bosses finales de esos mundos?

Eso es lo que ha conseguido Kiavik, un usuario del juego de Nintendo que ha conseguido crear el Final Boss definitivo en Mario Maker, una suerte de Mecha Bowzilla, como le ha llamado que es el más espectacular que hemos visto en estas creaciones de los usuarios, y que tienes encima de estas líneas.

Por cierto, esta creación se ha coronado con el título de lo mejor de la semana, todo un hito en uno de los juegos con más competencia creativa entre sus jugadores.