Vuelta a la casilla de salida. La falta de acuerdo para investir a un presidente de Gobierno, que llevó al rey Felipe VI a no proponer nuevo candidato hace unos días, aboca a la celebración de nuevos comicios. Las elecciones del 26 de junio serán el escenario para tomar el pulso político a la ciudadanía, casi medio años después de la votación del 20 de diciembre, que dejó un Congreso de los Diputados más fragmentado que nunca.

Las elecciones serán el 26 de junio. Los candidatos podrán pedir el voto a partir del 10 de junio.

Patxi López, presidente del Congreso, se ha reunido esta mañana con el rey Felipe VI. La cita ha servido para refrendar en el Palacio de la Zarzuela el decreto de disolución de las Cámaras y de convocatoria de elecciones generales, según lo estipulado en el artículo 99.5 de la Constitución Española. El decreto se ha publicado en el Boletín Oficial del Estado y entra hoy en vigor.

La Carta Magna determina que, una vez transcurridos dos meses a partir de la primera votación de investidura sin que ningún candidato obtuviera la confianza del Congreso, el rey proceda a disolver ambas Cámaras y a convocar nuevas elecciones. Dicho plazo concluyó el 2 de mayo a las 00:00 h, después de que pasaran sesenta días desde el fracaso de la investidura de Pedro Sánchez. El líder socialista no logró alcanzar la mayoría de votos necesaria, ya que el pacto entre PSOE y Ciudadanos sólo sumó 131 escaños, al contar únicamente con el apoyo de ambas formaciones y de Coalición Canaria.

Según ha explicado Patxi López en su comparecencia ante los medios de comunicación, el número de diputados por circunscripción sólo varía en el caso de las provincias de León y Valencia. Por cambios en el censo electoral, León pierde un representante ante el Congreso que, en su caso, gana la provincia valenciana. "Es la primera vez que se produce este hecho en la época democrática porque no hemos sabido cumplir el mandato ciudadano de llegar a un acuerdo de mayoría suficiente para formar gobierno", ha comentado el político vasco.

En efecto, esta es la primera vez en la historia de nuestra democracia reciente en la que, por un lado, un candidato fracasa en los dos debates de investidura y, por otro, han de convocarse nuevos comicios ante la imposibilidad de acuerdo entre los partidos políticos. La hoja de ruta ante las elecciones del 26 de junio señala las siguientes fechas clave:

  • Fin del plazo y disolución de las Cortes: 2 de mayo.
  • Decreto de disolución de las Cámaras y convocatoria de elecciones generales: 3 de mayo.
  • Comienzo de la campaña electoral: 10 de junio.
  • Fin de la campaña electoral: 24 de junio.
  • Jornada de reflexión: 25 de junio.
  • Celebración de elecciones: los comicios han de tener lugar 54 días después del decreto de disolución de las Cortes y de la convocatoria de elecciones generales. La fecha obligada, por tanto, es el domingo 26 de junio.
  • Constitución del Congreso y el Senado: 19 de julio a las 10:00 h, dentro de los veinticinco días siguientes a las elecciones.

Con la convocatoria de comicios para el próximo 26 de junio, queda por ver los cambios en el tablero político en las próximas semanas, además de conocer si los vaivenes de los últimos meses afectan a la participación. Por un lado, Podemos e Izquierda Unida podrían alcanzar un acuerdo para concurrir de manera conjunta el próximo 26-J, mientras que el PSOE ya ha anunciado la convocatoria de primarias, aunque previsiblemente Pedro Sánchez repita como candidato. Por otro lado, tanto Partido Popular como Ciudadanos no harán cambios importantes con respecto a las elecciones del 20 de diciembre.

👇 Más en Hipertextual