La carta amenazante de **El Corte Inglés** recibida por Isabel (nombre ficticio) fue un "error", según ha comunicado el responsable de Atención al Cliente de la compañía. En la misiva, la compañía exigía el pago de una deuda de 1,75 euros, al mismo tiempo que amenazaba a la clienta con notificarlo al "jefe de Personal de su centro de trabajo".

Como ha podido confirmar *Hipertextual*, el responsable se ha disculpado con Isabel en una conversación telefónica, aclarándole que "no tenía que haber recibido ninguna carta" y que dicha misiva tiene **"carácter interno"**, ya que es la que se notifica a los empleados de El Corte Inglés cuando mantienen algún impago.

Un responsable de la compañía ha aclarado que la carta se utiliza con carácter interno para los impagos de sus propios empleados

En compensación por las molestias, la empresa se hará cargo de la **deuda de 1,75 euros** mantenida por una serie de malentendidos, además de activar de nuevo su tarjeta de compra. Durante la llamada telefónica, se ha aclarado también que el cobro del recibo intentado por El Corte Inglés se realizó a una sucursal inexistente, dado el proceso de fusiones de diversas cajas de ahorro y el cierre de la sucursal donde Isabel mantenía antiguamente su cuenta bancaria.

El responsable de Atención al Cliente de El Corte Inglés ha acusado de "tergiversación" por la noticia publicada en *Hipertextual*. Sin embargo, este medio contactó con **Financiera El Corte Inglés** para aclarar su versión de los hechos y únicamente se pusieron hoy en contacto con la clienta tras publicarse el artículo el pasado viernes. Según el portavoz de la empresa, el procedimiento judicial lo lleva la parte jurídica de la compañía y dicha carta se envía de forma rutinaria al personal de El Corte Inglés, algo que forma parte de la política de recursos humanos de la empresa.