El Instituto Nacional de Acceso a la Información (INAI) ordenó al Archivo General de la Nación (AGN) que dé acceso a los expedientes de personas relacionadas con movimientos políticos y sociales.

En el pleno de este miércoles, el INAI determinó que sólo se podrán mostrar los archivos que tengan al menos 30 años de antigüedad como lo determina la Ley Federal de Archivos.

Esto significa que el archivo estará constituido principalmente por documentos de la desaparecida Dirección Federal de Seguridad (DFS), la agencia de inteligencia entre cuyas funciones se incluía el combate a la insurgencia y a las guerrillas durante el periodo conocido como “guerra sucia”, que ocurrió en la década de los setenta. En esa época, Miguel Nazar Haro era el director de la DFS, uno de los policías políticos más temidos por sus métodos y señalado como el responsable de la desaparición forzada de miembros del grupo guerrillero Liga 23 de Septiembre.

Los desaparecidos totales de la guerra sucia son desconocidos. La Organización de las Naciones Unidas cuenta con 374 denuncias, mientras el Comité Eureka tiene 557 expedientes.

Sin embargo, los datos personales que contengan dichos documentos serán resguardados por otros varios años, pues la Ley de Protección de Datos establece un periodo de 70 años para la información “sensible.”

Esta decisión fue tomada luego de que un particular solicitara el acceso a datos y fotografías de 50 personas. El Comisionado del INAI, Joel Salas declaró:

Ningún hecho violento ocurre sin dejar huella y, por ese motivo, debemos construir un país de archivos que fomenten la memoria, desvanezcan el olvido y permitan reducir la impunidad.