¿Te has comprado un coche eléctrico de primera generación y ahora tu fabricante te da la opción de ampliar la batería? Es una situación muy probable pero que casi ningún cliente usa, y eso lo saben las marcas, porque el coste en todos los casos es tremendamente elevado y puede llegar a compensar vender tu coche eléctrico y comprarte la nueva versión. Las baterías del coche eléctrico de segunda generación son su mejor arma de ventas y por ello se ofrece la opción de actualizar, pero es más una estrategia de marketing que una opción factible.

Marketing contra realidad.

Por ejemplo, BMW te da la posibilidad de actualizar la batería de tu i3 por unos 7.000 euros. Con esta cantidad podrás recorrer un 50% más de kilómetros que con el modelo anterior pero es una cantidad tan elevada como complicada de justificar desde el punto de vista económico para el cliente. ¿Pagarías 7.000 euros por recorrer 65 kilómetros más en el mejor de los casos?

Este tipo de actualizaciones acaban dotando de importancia a los planes de alquiler de baterías que ofrecen otros fabricantes que, por un lado permiten que el coche eléctrico tenga un coste de adquisición algo menor ya que el cliente no paga por la batería y cuando existe una actualización no tienen que abonar una cantidad tan elevada. Eso sí, tienen que pagar por el alquiler de las baterías a razón de unos 80 euros mensuales y con un límite máximo de kilómetros. En 3 años un cliente que se acoge a este modelo pagaría unos 3.000 euros en 3 años, el plazo con el que BMW ha actualizado su modelo con más capacidad, en cambio un cliente que haya comprado la batería tendrá que desembolsar 7.000 euros por tener el último desarrollo del fabricante.

baterías del coche eléctrico
Pack de baterías del BMW i3 de primera generación.

La autonomía de los coches eléctricos de primera generación es muy limitada y estas opciones quieren solucionar el problema.

¿Qué modelo interesa más? Parece que la opción del alquiler pero no debería ser así. El precio de las baterías para coches eléctricos tiene que reducirse drásticamente para que este tipo de operaciones no tengan un coste tan elevado, inasumible para los clientes y que potencia la venta en el mercado de segunda mano y la depreciación del vehículo.

¿Cuánto pagarías por ampliar la autonomía de tu actual coche eléctrico? Si tuviera un coche eléctrico de primera generación tendría que asumir que estoy tratando con una tecnología en una fase embrionaria y que presenta estos problemas, una situación que ha pasado también en la informática donde los smartphones y componentes informáticos duplicaban su capacidad de un año para otra y la única opción era aguantarse porque sabías que podía suceder. El problema, un coche eléctrico implica un desembolso económico mucho mayor.

La vida "útil" de un coche eléctrico debería ser más elevada, pero los fabricantes quieren que compres la última versión disponible y por ello muchas marcas no lanzarán un vehículo eléctrico hasta que su primera generación sea viable y evite estos problemas ya que como cliente puedes sentirte engañado.

👇 Más en Hipertextual