Vivaldi puede convertirse en el próximo navegador de moda. Y digo puede porque a pesar de llevar un tiempo rondando por la red, ha sido ahora cuando se ha lanzado su versión pública. Ya os hemos hablado de él en alguna que otra ocasión, sobre todo por alguna de sus bondades que, en parte, han sido los que le han catapultado a la fama en estas fases de desarrollo tan tempranas.

Si su compatibilidad con extensiones de Chrome no te acaban de convencer como alternativa al omnipresente navegador de Google, Vivaldi viene de la mano del ex CEO de Opera, por lo que al menos hay que confiar. Lo interesante del asunto es que Vivaldi parte de la idea de dar al usuario todas las herramientas en vez de cederlas a terceros -aunque sea compatible con extensiones-.

La idea es que el navegador incluya todo lo que necesita el usuarioVivaldi tiene su fuerte en la posibilidad de personalizar muchas de las características del navegador sin necesidad de recurrir a múltiples extensiones. Además, la personalización es clave en este nuevo navegador: está basado en tecnología de terceros, JavaScript y React para crear la interfaz de usuario con ayuda de Node.js y una larga lista de módulos NPM para el sistema, es rápido y versátil.

Ahora, después de un largo período de vista previa con, supuestamente, millones de descargas, el navegador alcanza su versión 1.0, por lo que la compañía cree ya es lo suficientemente estable como para lanzarlo al gran público.

Puedes descargar la versión 1.0 de Vivaldi desde su web.

👇 Más en Hipertextual