El primer trimestre de 2016 ha sido otro episodio catastrófico de ventas en el mercado de los ordenadores de escritorio y portátiles, con 60,6 millones de unidades vendidas en el mundo, bajando de 68,4 millones el mismo trimestre del pasado año, niveles de 2007 de ventas. Eso con las cifras de IDC, las de Garner para los mismos meses son similares pero con algunas diferencias. Según Gartner la bajada fue de 71,7 a 64,7 millones.

Los números no mienten.
Los números no mienten. La tendencia es clara, pero se espera un repunte para finales de año.

Solo la sub-gama de los convertibles en dos en uno ha conseguido mantener un ritmo ascendente. Entre los cinco principales vendedores que reporta IDC. Solo Apple consigue mantener ventas de forma efectiva y gracias a la bajada del mercado, aumenta su cuota de mercado a un 7,4% según IDC y 7.1% según Gartner. Apple, Acer y Asus aún mantienen distancia con los tres líderes de cuota: Lenovo, HP y Dell, que casi duplican en ventas a la marca de Cupertino y los taiwaneses.

El descenso, de un 11,5% según IDC o del 9.6% según Gartner, representa que el mercado del PC no ha tocado fondo y que la esperada recuperación para 2016 aún está por llegar. De momento se encuentran a niveles de 2007, y aunque el mercado de las tabletas parece que dejó de comerles mercado, los indicadores empiezan a apuntar que son los mismos smartphones los que más daño hacen junto con la cantidad de años que duran los ordenadores de hoy en día comparados con hace una década.