En Tesla no paran. Después de la presentación del Model 3, y del posterior anuncio del récord de reservas, la compañía, tras una filtración en la red, ha decidido publicar la renovación del Model S que tanto tiempo se lleva rumoreando; un restyling completo del eléctrico pero manteniendo las señas de identidad que le han convertido en un referente en la industria del coche de nueva generación.

Eso sí, parece que en cuanto a novedades se queda bastante más corto de lo que se esperaba. Una pequeña puesta a punto con algunas referencias tomadas directamente del reciente Model X son sus características más reseñables, entre las que destacan los faros LED adaptativos completos, sistema HEPA de filtración de aire de "grado médico" que se ve en el Modelo X y, aunque no está totalmente confirmado, el "modo de defensa contra armas biológicas".

Por otro lado, la parte jugosa que acompañaba a los rumores del nuevo Tesla Model S se ha quedado fuera, nada de nueva batería de 100 kWh, ni tampoco opciones para los nuevos asientos del Model X, aunque esto puede llegar en el futuro, por lo que estamos muy lejos de poder llamarlo una *secuela* del Tesla más famoso.

Ahora habrá que esperar a que se confirme la fecha de llegada al mercado, pero la puesta a punto de Tesla S es suficiente como mantenerse en la cresta de la ola si la nueva generación se retrasa. Al menos hay tiempo hasta la llegada del Model 3.