La realidad virtual tiene el potencial de ser la plataforma más social de la historia, dice Facebook. Por ello, tras la adquisición de Oculus, la compañía ha estado explorando cómo las personas podrían conectar y compartir entre ellas usando la tecnología de realidad virtual. Uno de los mayores retos para transformar la realidad social en algo social es brindar la sensación de presencia en un lugar. Que eres tú quien hace algo y que la otra persona que tienes al lado también está haciendo algo. Para ello hemos de ser capaces de interactuar con el entorno y poder comunicarnos con el lenguaje corporal además de la voz en tiempo real.

"Para que la realidad sea social la tecnología tiene que ser tan avanzada que desaparezca", explicó Yaser Sheikh de Facebook. El equipo es consciente de la vital importancia que tiene que sólo la interacción y las personas protagonicen la experiencia. En el futuro, Facebook imagina que iremos de compras o tendremos reuniones de trabajo dentro de la realidad virtual.

El principal objetivo de Facebook es unir a familias que están separadas por miles de kilómetros. No hay tecnología que les permita estar juntos ahora. La realidad virtual puede serlo. "Interacciones profundamente convincentes, genuinas y remotas: ese es el objetivo", reconoció el ponente de la compañía.

realidad-virtual-social-FB-8

Para lograr esa sensación de compartir un momento y no verlo a través de una "ventana" como lo hacemos hoy en día a través de las pantallas de nuestros ordenadores y smartphones, Facebook ha de derrumbar los muros que existen en estos tres ámbitos: captura, representación y predicción.

Captura

"Es fácil bromear sobre las limitaciones actuales de la realidad virtual. Es fricción, está reservado a los "geeks" y puede ser considerado como algo anti-social. En Facebook lo entendemos, por eso queremos cambiarlo.", dijo Yaser Sheikh. Para poder lograr una experiencia en la que de verdad sientas estar con otra persona necesitamos mejorar los sistemas de captura.

realidad-virtual-social-FB-5

realidad-virtual-social-FB-4

Necesitan encontrar la forma de capturar cada movimiento y gesto por sutil que sea. Cada músculo de la cara que se mueve es clave para entender las emociones que expresa una persona. Lo mismo que el cuerpo. El lenguaje corporal nos da información, un lenguaje universal que todos entendemos pero que los ordenadores todavía no logran entender. Además, Facebook ha de lograr todo esto con sensores muy asequibles. Es ahí donde entrarán en juego los algoritmos de inteligencia artificial.

realidad-virtual-social-FB-11

Representación

Igual de importante es poder mostrarlo. Los ordenadores son capaces de renderizar rostros con una buena precisión, aunque queda mucho trabajo por hacer a la hora de captar y mostrar el pelo, las pupilas y la boca de una persona al hablar. De suma dificultad es hacerlo en movimiento y en tiempo real.

realidad-virtual-social-FB-7

El equipo está experimentando con cámaras de reconocimiento que enfocan a la boca. Estas capturan los musculos y los trasladan a un ordenador. Todavía queda mucho trabajo por hacer, pero es el primer paso para desarrollar algoritmos: una captura muy precisa de cada movimiento, por sutil que sea.

realidad-virtual-social-FB-12

realidad-virtual-social-FB-14

También están trabajando con una zona repleta de cámaras donde poder capturar los movimientos de todo lo que ocurre en un entorno 3D. No son unos pocos puntos como el software y hardware que se usa en la actualidad, se pueden capturar millones de puntos en movimiento: un jugador de futbol chutando, una conversación y hasta confeti volando por el aire. Esto no sirve para el mundo, nadie puede tener eso en sus casas. Pero ayuda a Facebook a que su código algoritmico pueda aprender para que en el futuro se pueda leer todo eso con predicción y hardware asequible.

Predicción

La latencia es la Kryptonita de la realidad virtual. En cuanto hay retrasos el usuario pierde esa sensación de realidad y vuelve a ser consciente de que está empleando tecnología. Tecnología que falla. Por eso Facebook necesitará elaborar algoritmos de predicción para saber qué vas a hacer en todo momento durante los próximos segundos. O, al menos, intuirlo.

realidad-virtual-social-FB-16

Los seres humanos somos capaces de interpretar e incluso predecir qué va a pasar con muy poca información. Pero los ordenadores están muy lejos de conseguirlo. Es el principal desafío.

"La realidad virtual social, si lo hacemos bien, tiene el potencial de reestructurar nuestra sociedad por primera vez en la historia. Una relación con personas no determinada por la proximidad, sino por la elección personal.", concluyó Yaser Sheikh