Es raro tener solo una pantalla en nuestro hogar y las consolas suelen estar en nuestros salones o, quizás, alguien quiere jugar a la PlayStation 4 que está en otra habitación. La nueva aplicación PS4 Remote Play permite jugar a la PS4 con su mando, menús y opciones desde cualquier punto de casa. El proceso es sencillo, aunque hay varios detalles que tener en cuenta.

hipertextual-ps4-remote-play-1

Tras instalar la aplicación PS4 Remote Play necesitarás configurar tu PlayStation 4 de la siguiente forma:

  • Actualiza tu PS4 a la última versión (3.50)
  • Habilita Remote Play. Entra en "Ajustes", "Ajustes de conexión del Uso a distancia" y habilita "Activar el Uso a distancia".
  • Asegúrate de que tu PS4 está activa como sistema principal. (Ajustes/PlayStation™Network/Administración de cuentas".
  • Si quieres activar tu consola mientras está en reposo a través de la aplicación PS4 Remote Play, tienes que habilitar "Mantenerse conectado a Internet" y "Habilitar encendido de la PS4 desde la red" en el menú "Ajustes de ahorro de energía".

En el Mac o PC tendrás que introducir tus datos de PlayStation Network para conectarte a la PS4 de forma remota.

hipertextual-ps4-remote-play-4

El proceso es sencillo y no tiene mayores problemas si todo está correcto. La aplicación intentará buscar la PS4 conectada a la misma red, pero si no la encuentra puedes meter el código de la misma para que se encuentren de forma "manual".

Es como conectar un monitor a la PS4, sólo que los gráficos son generados por la consola, convertidos a vídeo y transferidos a tu PC o Mac por la red. Si ves que funciona sin problema puedes probar a aumentar la calidad a 720p y la tasa de fotogramas por segundo a "Alta".

El contenido es transmitido por defecto a una resolución de 540p y 30fps. Lo recomendable, es activar los 720p y 60fps si tu ordenador y consola están conectadas por cable al mismo router. Hay tres calidades: "Baja" (360p), "Estándar" (540p) y "Alta" (720p).

El mando siempre tiene que estar conectado por cable. Aunque parezca un inconveniente, en realidad es para mantener la conexión tanto a la PS4 como al PC o Mac sin tediosas configuraciones previas. Puedes usar el mando en tu PS4 en cuanto desconectes Remote Play y el cable del PC o Mac.

He probado con un MacBook Pro por Wi-Fi y la experiencia ha sido muy buena: títulos que a priori no me imaginaba jugando de esta forman como Destiny o plataformas que requieren de una buena tasa de fotogramas y como retraso entre la acción y lo que vemos son perfectamente jugables.

hipertextual-ps4-remote-play-3

hipertextual-ps4-remote-play-2

Si por el contrario experimentas problemas puedes bajar la calidad de vídeo que recibes a través de la aplicación. Sólo he notado, en muy contadas ocasiones, una breve interrupción en el sonido durante unos milisegundos.

Dependiendo de la configuración de tu televisor y el HDMI, puede que la consola encienda la TV aunque no la necesites. Puedes configurarlo o apagarla la primera vez que usas PS4 Remote Play.

La experiencia es realmente buena pese a las bajas expectativas que tenía de que funcionase sin problemas o sin retrasos entre la acción y lo que ves que impidiesen jugar a ciertos títulos. Para los consumidores que tengan la consola en el salón y quieran acceder a partidas rápidas en los ordenadores de su habitación supone una gran noticia.