Ford y las grandes compañías del motor están apostando fuertemente por el coche autónomo. Aunque todavía es una utopía de cara que se convierta en un estándar en nuestras carreteras, el desarrollo que están llevando a cabo para las bases de esta tecnología es muy esperanzador y, sobre todo, totalmente espectacular para un sector en el que hace apenas un año estos avances todavía sonaban como algo imposible.

Bajo el nombre de Project Nightonomy, Ford está realizando pruebas con coches autónomos en la más absoluta oscuridad, poniendo a prueba el sistema de cámaras y sensores de estos coches en una de las situaciones más comunes para la circulación actual: conducir por la noche en zonas de muy baja visibilidad, como carreteras secundarias en las que no existe más iluminación que la de los faros de los coches.

Todavía está en fase de desarrollo temprana, pero los resultados son espectacularesEl sistema puesto a prueba por Ford utiliza de mapas y sensores LIDAR con ayuda de un láser, que envía una señal y reúne datos sobre la gama y la intensidad de objetos que están en el camino, de forma que el coche pueda determinar la posición de pista y la existencia de obstáculos en la misma.

Project Nightonomy está todavía en un fase muy temprana de desarrollo, pero sin duda es un paso en gigante para el futuro de esta tecnología, que junto con las intenciones de la compañía de combinar coche autónomo y tradicional, puede marcar el punto de inflexión en la estandarización del coche autónomo.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.