Parecía que con Volkswagen y con los grandes fabricantes que fueron saliendo más tarde, el tema de las emisiones estaba más o menos calmado. Ahora, Mitsubishi también admite que engañó en los test de eficiencia de consumo de combustible, sumando otro gran fabricantes al engaño de este tipo de indicadores.

Bloomberg ha publicado las irregularidades que Mitsubishi habría cometido en torno la medición de combustible, que afectarían directamente a 625.000 vehículos. En este sentido, los modelos afectados parece que serían los suministrados a Nissan Motor Co. que fue quien descubrió la manipulación. Ahora, y de cara a buscan una compensación para los afectados, ambas compañías están discutiendo el asunto e investigando si también ha afectado a modelos vendidos en el extranjero.

En este caso no se trata de la emisiones, es la medición de combustible

El sistema de manipulación, aunque difiere totalmente del usado por Volkswagen en cuanto a capacidad y magnitud, ha golpeado fuertemente a Mitsubishi en en los mercados, dejándose cerca de 721 millones de yenes, y todavía se desconocen las provisiones que la compañía tendrá que hacer para compensar a los afectados.

Con Mitsubishi, la mayoría de grandes fabricantes, tanto europeos como asiáticos, están afectados por el tema de manipular los indicadores en uno u otro sentido, por lo que muchos grupos de presión están llamando a la realización de más controles y mayor regulación.

👇 Más en Hipertextual