Hewlett Packard acaba de renovar su gama Spectre de portátiles con acabado de alta calidad y especificaciones de gran rendimiento. El nuevo HP Spectre 2016 tiene un grosor máximo de solo 10,4 milímetros dejando atrás los 13,1 mm del Macbook de Apple, con el que es comparado directamente por el marketing de HP, y también dicen que es “más fino que una pila AAA”.

Siendo un portátil tan fino —la tapa superior con la pantalla solo son 2 mm—, uno de los puntos que ha “sufrido” es la distancia de viaje de las teclas, que se han reducido a 1,3 milímetros pero que HP dice que ha mejorado para que la experiencia sigue siendo buena.

En cuanto a peso, se queda en 1,1 kilogramos gracias a un acabado en fibra de carbono y aluminio. Una cifra muy buena teniendo en cuenta que incorpora una pantalla de 13,3 pulgadas. Una pantalla con resolución 1080p —lejos de las resoluciones de portátiles de alta gama de la competencia— de tecnología IPS que está protegida por Gorilla Glass 4.

El HP Spectre 2016 no es un convertible o un 2-en-1, es un portátil tradicional en toda regla. Sus especificaciones, acabado y precio dejan atrás casi cualquier otra oferta de mercado de Dell, Apple o la propia Microsoft con su Surface Book.

Tener todos los puertos atrás puede ser incómodo a nivel ergonómico en algunas situaciones

Por dentro incorpora procesadores Intel Core i5 o i7, acompañados de versiones con 4 y 8 GB de memoria RAM, y almacenamiento SSD de hasta 512 GB. Cuenta con tres puertos USB-C en la parte trasera, y un puerto jack de audio de 3.5 mm tradicional. Tener todos los puertos atrás puede ser incómodo a nivel ergonómico en algunas situaciones. Las buenas noticias es que cualquiera de estos tres puertos USB sirve para cargar de energía las baterías del HP Spectre. HP afirma que el Spectre 2016 ofrecerá hasta 9 horas de batería que, como en otras ocasiones, tendremos que comprobar en un próximo análisis a fondo del portátil.

La resolución de la pantalla y la configuración de los puertos son quizá entendible a este precio, pero lastran un portátil de otra forma casi redondo, que no utiliza chips Core M y ofrece un gran acabado.

Llegará en junio a España por 1.499 euros. Un poco antes lo tendrán disponible los compradores estadounidenses, donde llegará en mayo por 1170 dólares.