Las estrategias para mantener contentos a los empleados para que no abandonen el barco en el momento menos pensando cada vez son más numerosas. Los incentivos ya no sólo pasan por un horario mejor, conciliación de la vida labora y familiar, mejor sueldo o seguro médico, sino que estos se están haciendo cada vez más sofisticados. Especialmente en Silicon Valley y alrededores, donde la competencia está analizando al milímetro la actividad de cualquier trabajador resultón para atraerlo a sus redes en un descuido.

El Área 120 intentará que sus empleados emprendan, pero siempre bajo el paraguas de GoogleLinkedIn, en un intento de proteger sus filas ante malos resultados, repartió sus propias acciones de la empresa entre los empleados. Al igual que hiciesen Twitter y Lenovo en su momento. Y ahora tenemos una vuelta de tuerca a esta estrategia por parte de Google, los cuales están estudiando crear **una nueva aceleradora de startups, pero para empleados**. Alphabet ya tiene varios fondos para crear su propia red de emprendedores; GV es una de ellas, la cual se sitúa como una de las más populares del panorama inversor global. También cuentan con una dedicada a proyectos enfocados a la inclusión social. Y ahora con esta opción pretenden acumular todo el capital emprendedor que les sea posible.

Google siempre ha sido objeto de deseo y envidia de todos los empleados del mundo, y cada vez sube más el listón. Ya es tradición de Google el hecho de que sus empleados dediquen parte de su tiempo diario, veinte minutos en concreto, a desarrollar proyectos propios. De esta iniciativa nació el servicio de Google News, Gmail o las ya olvidadas Google Glass. Ahora, a través de **curioso nombre de Área 120**, estos proyectos estarán formalizados bajo el perfil de una startup y, por tanto, como pequeñas empresas. Saben que entre sus filas hay grandes visionarios, por lo que promocionarlos solo puede darles buenos resultados y beneficios económicos.

Thomas Hawk (Flickr)

No hay nada mejor para sentirse realizado que poder **aparcar tu trabajo durante unos meses y dedicarte al proyecto en el que estás pensando**. O al menos eso piensa Google. Tras presentar sus proyectos de negocio, y aprobados por la empresa en función de su viabilidad, estos se podrán dedicar de forma exclusiva a su desarrollo durante un tiempo y evadirse de su "monotonía" laboral. El empleado **gana una nueva empresa con el apoyo de Google** sin perder su trabajo y Google consigue que sus empleados no hagan las maletas a otra tecnológica o a su emprendimiento; además de hacerse con un rédito seguro de los proyectos que tengan éxito.

El ambiente de trabajo ideal y flexible, así como las zonas de ocio y esparcimiento no eran suficiente para los empleados. Quien sentirse realizados. Pero pasar las pruebas de Google ya es un drama, por lo que **dejar ese empleo da para pensar, y mucho**. Lo cierto es que Google se puede permitir prescindir de varios de sus empleados durante periodos de tiempo, con **4.207 millones de dólares de ganancias** durante el primer trimestre de este año está claro que invertir en la felicidad de sus empleados es un punto a favor.

Ahora sólo queda preguntarnos cuál será el primero en tener éxito.