La economía colaborativa sigue estando a la cabeza de algunas de las inversiones más destacadas de los últimos meses. Ya sea por moda o porque realmente ven grandes posibilidades actuales y futuras, los fondos están muy enfocados a ese sector, y especialmente al del transporte.

Drivy tiene la intención de conquistar Reino Unido en su próxima expansiónCon 850.000 usuarios y 36.000 vehículos en circulación alrededor de Europa, Drivy acaba de anunciar una ronda de financiación de 31 millones de euros. Lo que hace que hayan recaudado hasta la fecha unos 47 millones en total. En esta ocasión, la operación ha sido liderada por Cathay Innovation y Nokia Growth Partners, además de los fondos que ya se encuentran participando en la startup y que han decidido revalidar su presencia: Index Ventures, Via-ID, BPI y Ecotechnologie Fund.

El objetivo de esta nueva ronda de financiación es el de seguir creciendo, creciendo y creciendo. Al menos por Europa. Ya han conquistado algunas ciudades del continente: Francia, Alemania y España, en las que quieren seguir avanzando. Sólo en España, donde aterrizó en noviembre de 2015, tienen el objetivo de llegar a los 3.000 coches a finales de año y aumentar la plantilla, sobre todo en Barcelona. Una ciudad en la que más éxito han tenido con el alquiler de coches, puesto que probablemente en Madrid se hayan encontrado con una gran competencia respecto a la actividad de Car2Go; un servicio muy diferente pero que araña cuotas de mercado. Pero ahora hay que seguir conquistando nuevos territorios, como por ejemplo, Reino Unido.

Nacida en en 2010 en Francia, país que, curiosamente, ha visto la luz de varias startups para compartir coche, Drivy está dedicada al alquiler de coches entre particulares. Siguiendo la teoría acertada de que gran parte de la gente que vive en grandes ciudades tiene permiso de conducir pero muy pocas coche, ya que lo ven un gasto inútil, y los que lo tienen no lo usan tanto como para amortizarlo, esta startup busca agilizar los transportes por ciudad y aprovechar todos los recursos que se disponen. Pura economía colaborativa basada en el ahorro, en la eficiencia y en las nuevas necesidades de jóvenes y no tan jóvenes.