Durante la llamada a accionistas al presentar los resultados trimestrales, AMD prometió un incremento aproximado del 15% en sus ingresos comparados al mismo periodo del año anterior gracias a tres sistemas en chip semipersonalizados.

Serán los responsables que la compañía de hardware ingrese 1.500 millones de dólares aproximadamente en los próximos tres o cuatro años. Uno de ellos comenzará a distribuirse en la segunda mitad del año, todos los chips se lanzaran en 2017.

Lo más importante: los chips están destinados al sector de los videojuegos.

AMD es el principal fabricante de chips para sistemas de entretenimiento, con presencia en PlayStation 4 — CPU AMD Jaguar y GPU AMD Radeon —, en Xbox One — CPU AMD Jaguar y GPU AMD personalizada — y en Wii U con la modesta AMD Radeon E6760. Aunque Lisa Su no haya dado detalles es evidente que esos tres chips acabarán en tres consolas diferentes.

Casualmente, Nintendo ha de presentar Nintendo NX este año y su salida está prevista para la segunda mitad de 2016 o el primer trimestre de 2017. Cada vez hay más evidencias de que una nueva PlayStation con más potencia y capacidad para mostrar contenido 4K llegará en 2017. AMD ha confirmado que la producción y ventas van a comenzar este trimestre. Nintendo ha confiado en IBM para el desarrollo de procesadores en su consola Wii U, pero lo previsible es que la compañía adopte una configuración más estándar de la arquitectura x86_64 con AMD, además, si los rumores son ciertos, el mando podría incluir otro SoC adicional que sirva como consola propia o realice ciertas tareas independientes de la máquina principal conectada al televisor.

Finalmente, Microsoft revelará, de forma más que probable, una revisión más potente o "slim" de su consola Xbox One, elemento que la compañía quiere establecer como sistema de entretenimiento renovado constantemente y en línea a su plataforma de juegos para ordenador.

El cerco que separa a las consolas de los ordenadores se hace más estrecho.