En los últimos tiempos, HTC tenía en sus buque insignia una posibilidad muy interesante de cara a compartir el contenido multimedia: HTC Connect, su propio software para transmitir audio o vídeo desde el smartphone. El problema es que los partners nunca fueron muchos, y menos aún los dispositivos con él en el mercado. Ha pasado como una gran idea que casi nadie está usando. Algo similar a lo que ocurre con Signal. Además, su implementación es muy rápida y fácil: un gesto deslizando hacia arriba tres dedos en pantalla, y empieza a funcionar.

Ahora salta la sorpresa en Taiwan: el nuevo HTC 10 soporta AirPlay. Sin necesidad de ninguna aplicación de terceros, es capaz de enviar audio o vídeo a un Apple TV, o audio a cualquier altavoz que lo tenga incorporado. Y con el mismo gesto de tres dedos hacia arriba.

Esto hace al HTC 10 algo más versátil en ese sentido que sus predecesores. Al fin y al cabo, muchos más dispositivos en el mundo utilizan AirPlay que HTC Connect. Y por el camino, HTC se libra del esfuerzo de mantener y hacer crecer un sistema sin un futuro demasiado halagüeño. Mientras tanto, el Apple TV gana algunos puntos para usuarios de Android que opten por este terminal. La pantalla grande ya no tiene como única vía de llegada al Chromecast.